Las torrijas de la mama

image

No hay nada mejor para comer en Semana Santa que las torrijas y, si pueden ser de madre, mucho mejor.
El otro día desayuné con mi madre en Rodilla y ya tienen torrijas. Cogimos una, para ver que tal, pero nos quedamos un poco desilusionadas. Preguntamos a la chica que si eran de leche y no lo sabía, nos dijo que esperáramos a que volviera la compañera y nos lo dijera, pero la cogimos sin que hubiera vuelto. Y no, creemos que no son de leche. Nos dimos cuenta en el primer mordisquito porque no están blancas por dentro ni saben a leche. Nos pareció que estén hechas con almíbar de miel o de azúcar. Muy bien para los alérgicos o intolerantes a la lactosa, pero muy mal para el resto del mundo, porque no saben igual.
Total, que después de esta experiencia he estado detrás de mi madre un par de días para que me de su receta de las torrijas. Que no veáis lo que me ha costado que me lo escribiera en un papel y después traducir sus “es que yo lo hago a ojo”, “pues así como un poco”, “una pizquita”, “ya tu lo vas viendo”, etc, en medidas estándar para que os enteréis de qué le pone mi santa madre a las torrijas.
No se si serán las mejores del mundo, pero son las torrijas de mi infancia, que llevo comiendo toda la vida, así que para mi no hay otras iguales…

Ingredientes (todos del tiempo):

  • Un litro de leche
  • Azúcar
  • 1 Barra de pan
  • 4 huevos
  • Aceite
  • Canela

Preparación:

  1. Disuelve de 6 a 8 cucharadas soperas de azúcar en la leche y prueba de dulce por si necesitas echar más.
  2. Sumerge las rebanadas de pan en la leche mojándolas por los dos lados.
  3. Cuando ya no salgan burbujas, sácalas y déjalas escurrir en un plato.
  4. Bate los huevos en un plato y sumerge las rebanadas de pan en él.
  5. Fríe las rebanadas en el aceite caliente.
  6. Mezcla en un plato azúcar y canela. Reboza las rebanadas de pan en esta mezcla una vez fritas.

Recomendaciones:

  • Para las torrijas usa leche entera, supongo que vale cualquiera pero el sabor no será el mismo. Si lo hace así, por algo es.
  • Ahora usa azúcar moreno para todo, pero puedes usar cualquiera. De hecho, ella antes las hacia con azúcar blanco.
  • Desde hace unos años mi madre compra pan de torrijas del Mercadona, que viene con un toque de canela y limón. Antes de descubrir estas barras de pan, que ya vienen cortadas y todo, usaba pan de barra normal de dos días atrás, para que empapara bien la leche.
  • Que no salgan burbujas de la leche cuando empapas las rebanadas significa que el pan esta bien empapado por dentro.
  • No batas en el plato los cuatro huevos de golpe. Hazlo de dos en dos o conforme los vayas necesitando. Es mucho más sencillo si las haces en compañía.
  • Revisa la temperatura del aceite cuando lleves unas cuantas torrijas fritas para que no se quemen por fuera y se queden sin cocinar por dentro.
  • En casa no les hacemos almíbar, pero he encontrado esta receta muy sencilla. Ingredientes: 500 gr de azúcar. 500 ml de agua. 2 ramitas de canela. La cáscara de medio limón. Preparación: Cuece a fuego suave el azúcar con el agua, el limón y la canela, cuando tenga una textura de jarabe se deja enfriar. Cuando esté frío se echa a las torrijas y en un par de horas se podrían comer.
  • Lo más importante de todo es hacerlas con amor y disfrutarlas en compañía.

Grimm

GRIMM

Estoy totalmente enganchada a esta serie. Normalmente es Tiere el que empieza a ver una serie, cree que me va a gustar y vuelve a verla conmigo desde el principio, pero en este caso la estoy viendo sola.

El otro día llegué a casa después del curro y me apetecía ver algo mientras comía. Estamos viendo juntos otras series de las que ya os hablaré en otros post y me parecía mal ver capítulos sin él, así que me puse a trastear en Netflix a ver si veía algo interesante y me topé con esta serie.

La verdad es que es la típica americanada que mezcla fantasía, misterio, crímenes y situaciones personales. Pero he de decir que mola.

Os voy a contar un pequeño resumen, intentando no spoilear mucho. Nick Burkhardt es un detective de homicidios en Portlan (Oregón). Un día empieza a ver cosas raras en la gente de su ciudad y no entiende por qué, pero llega a su casa su tia Marie, que le crió cuando murieron sus padres. Ella le cuenta que es el último Grimm, descendiente de una larga estirpe de cazadores de criaturas sobrenaturales. Estas criaturas, a las que llaman Wesen, se ocultan entre los vecinos de Portland y él puede verlas. A partir de ese momento empieza a compaginar su trabajo de policía con el de Grimm, para combatir el crimen de su ciudad, intentando que nadie de su entorno “normal” se entere de que es Grimm.

 

Sus actores principales son David Giuntoli como Nick Burkhardt (el prota), Russell Hornsby como Hank Griffin (el compañero del prota), Bitsie Tulloch como Juliette Silverton (la novia), Silas Weir Mitchell como Monroe (un Wesen bueno que se echa de amigo), Sasha Roiz como el Capitán Renard (el jefe) y Reggie Lee como el Sargento Wu (uno de los policías de la comisaría, que llama a Nick y a Hank cuando hay algún homicidio). No recuerdo haberlos visto a ninguno en otras series o pelis, pero son cosas que no suelo recordar, así que no me extraña mucho tampoco.

Todos los capítulos, al menos hasta donde yo he visto, empiezan con una frase que te da una idea del Wesen que va a aparecer en el capítulo o a que cuento de Grimm o fábula se refiere.  Cada temporada tiene 22 capítulos de cuarenta minutos y de momento van por la quinta. Yo he visto unos diez capítulos de la primera, así que todavía me quedan muchos minutos por ver.

Trasteando por internet he encontrado una página que cuentan un montón de cosas de la serie. Para verla pinchad aquí. Pero cuidado que hay un montón de spoiler, de hecho, yo me he enterado de cosas que no quería….

Ya solo con un par de capítulos sabes si te va a gustar la serie o no, así que darle una oportunidad.

 

Que hacer este fin de semana en Madrid

Empieza Marzo y, con él, planes geniales en Madrid para este fin de semana.

FeriaCerveza

Feria de la cerveza en el Palacio de Vistalegre. Empezó el último fin de semana de febrero, pero el primero de marzo también se puede visitar. La entrada es gratuita. Tiene actividades para niños, por lo que se puede ir con toda la familia. Hay un monton de marcas de cerveza de muchos paises, desde alemanas a mejicanas, que puedes acompañar con comidas regionales. Y por lo visto tambien hay musica en directo, al estilo del oktoberfest. Los horarios son: jueves y viernes de 19:30 a 24:00. Sábados de 12:00 a 17:00 y de 20:00 a 24:00. Domingos de 12:00 a 22:00. Podéis encontrar más información en esta página.

 

ExpoFoodTrucks

I Expo Food Truck en Nuevos Ministerios. Del martes 1 al domingo 6 podremos encontrar 16 expositores con comida para todos los gustos y de diferentes procedencias como Madrid, Toledo, Canarias, Huelva, Jerez… También hay demostraciones de recetas, exhibiciones de coctelería, etc. Los horarios son: martes, miércoles y jueves de 11:30 a 21:00; viernes, sábado de 11:30 a 22:30 y domingo de 11:30 a 18:00. El acceso es gratuito. Podéis ver encontrar más información en esta página.

Si me organizo bien y a pesar de trabajar todo el fin de semana, podré ir a los dos. Si es así, prometo editar la entrada y contaros que tal ha ido la experiencia.

Ortodoncia. Visita 3.

Ha sido un mes largo, parece que llevo más tiempo con los hierros, pero no…

Lo bueno de esta visita es que ya sabía como iba el tema, así que no estaba nada nerviosa. Un poco preocupada quizás por si finamente tenían que limarme los dientes de abajo. Ya os he dicho otras veces me da mucho miedo el dolor…

Cuando he entrado a la consulta le he hecho un par de preguntas, porque este mes me han pasado cosas que yo pensé que podían ser raras y quería saber si era normal o no. El sábado me dolían dos dientes, pero solamente dos. La verdad es que era una sensación rarísima. Como hipersensibilidad, pero solo en dos dientes, uno a cada lado de los incisivos. La otra que estoy apretando los dientes por la noche. La ortodoncista me ha dicho que era todo normal, así que me he quedado tranquila.

Una vez en el sillón me ha puesto los brackets de abajo. Hoy se me ha hecho un poco más pesado, pero he estado el mismo tiempo que la otra vez. En una horita estaba lista.

Lo único nuevo de esta vez es que me ha puesto unos topes en las muelas para que no me choquen los dientes de arriba en los brackets de abajo. Me imaginaba algo más aparatoso, pero realmente no es para tanto. Es una especie de pasta azul en las muelas de atrás. Me ha dicho que para todo el mundo es lo más molesto, pero yo casi que lo agradezco. Sigo teniendo los dientes de arriba bastante sensibles y a veces notaba los dientes de abajo chocando con los de arriba y con esa sensibilidad extra que tengo ahora lo pasaba fatal.

Me ha cambiado las gomas de arriba. Lo he pasado fatal con los incisivos, si cuando digo que los tengo sensibles es por algo…

Esta vez las gomas son rosas, se lo prometí a Pingüinito… Me ha dicho que en alguna ocasión probablemente me tenga que poner las ligaduras metálicas, que se ven menos pero que aprietan más.

De momento no hay dolor, como la otra vez. Supongo que cuando pasen las horas será diferente, pero ya se como va a ser, así que estoy tranquila. Y tengo preparado puré de calabacín para mi y para todo el vecindario, así que si duele no voy a tener problemas para alimentarme.

El mes pasado perdí peso. Supongo que este me volverá a pasar.

Ah! Que no os he dicho nada… He comparado mis dientes de ahora con mi molde y no veas lo que se nota. Todo el mundo me decía que se habían movido y no lo veía tan claro hasta que no he visto la diferencia… Un buen movimiento, si señor…

Próxima visita para el 7 de Abril, ya solamente para ver como va y para apretar.

Cumpleaños en Macera y The Basque

Cucuruchito ha cumplido años. 38 exactamente y la verdad es que los lleva tan estupendamente que nadie se cree que los tenga. De hecho, Tiere no se lo creía. Íbamos en el coche La Rubia, Tiere y yo y su contestación, a voz en grito, no fue otra que “38 pollas”. Bueno, pero eso fue al final del día… Así que vamos a empezar por el principio.

Cucuruchito y La Rubia comieron juntas. Si, segundo año consecutivo que no puedo ir a esa comida de cumple porque trabajo. Envidia de la mala, porque mientras ellas probaban la nueva pizza de calabaza de Lamucca yo me comía un triste y sosísimo revuelto de champiñones en un bar de menú de Centro Comercial.

Total, que cuando salí del trabajo casi a las 8 cogí el coche y me fui para el centro. No se si os he contado alguna vez que no me gusta conducir. Lo odio. Y mucho más cuando lo hago fuera de mi zona de confort, porque me pongo nerviosa. Como a ocasión lo merecía me puse el GPS en el móvil y allá que me fui. 28 minutos decía, pero tardé cerca de una hora, ya que el maldito GPS perdía la señal todo el rato y me tuvo dando vueltas por Madrid hasta que fui capaz de encontrar un sitio conocido y ubicarme.

Por fin llegué donde me estaban esperando Cucuruchito, La Rubia y otros dos amigos más. Macera, un sitio chulísimo al lado de la Plaza de Tribunal.

Cucuruchito eligió este sitio porque nunca da puntada sin hilo… Tiene historia, y una historia genial. Es un bar con un concepto muy diferente al que todos estamos acostumbrados. Detrás de la barra, las botellas no tienen marca, sino carteles escritos a mano con los nombres de las bebidas. “Esta mujer está loca” podéis pensar algunos…. Pero no! Resulta que a Narciso Bermejo, su dueño, se le ocurrió que podría crear un sitio en el que hacer sus propias destilaciones (de muy buena calidad, por cierto) con productos de temporada y especias naturales, como se ha hecho desde antaño en muchas casas españolas. ¿Quien no conoce a alguien que tiene en casa el orujo o el pacharán que hace su tío o su abuela? Y la cosa no acaba aquí, porque también elaboran sus propios refrescos, tienen unos sándwiches con una pinta estupenda, hacen sus propias tartas (cuando llegué aún olía a bizcocho recién horneado) y tienen tres talleres diferentes para aprender a hacer tus propios macerados.

Podéis trastear un poco en su página web o en su Facebook.

Tiene rincones tan bonitos como éstos…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tiere llegó mas tarde, cuando ya habíamos decidido ir a cenar algo. Así que salimos de allí buscando un restaurante con opción vegetariana para Cucuruchito. Hace años que no come carne y nosotros nos buscamos sitios donde ella se sienta a gusto.

Dimos un par de vueltas, pero al final encontramos un lugar de esos especiales que te encuentras sin querer pero al que tienes intención de volver. The Basque.

Lo primero que te llama la atención del restaurante es la decoración. El sitio es una pasada y lo que más me gustó de todo fue la pequeña cocina a la vista que parte la mesas de la entrada y a zona de atrás.

Llegamos cerca de las 11, el camarero nos recibió con una enorme sonrisa y nos puso en una mesa en la zona de atrás del restaurante. Nos moríamos de hambre, así que decidimos rápidamente la cena.

Para compartir nos decantamos por Humus. Venía aderezado con un chorrito de aceite de oliva y pimentón y acompañado de pan de pita. Tiere ha conseguido que coma legumbres antes de que acabe el año, aunque creo que él más bien pensaba en buen cocido, así que lo ha conseguido a medias. Me quedé con ganas de la ensalada de quinoa, pero ya la probaremos cuando volvamos…

hummus

Pedimos una hamburguesa cada uno, aunque La Rubia y yo compartimos las nuestras, porque a las dos nos gustaban las mismas. Con Tiere no puedo compartirlas, que a él le gustan asustadas en la sartén y a mi muy hechas. Es genial que Cucuruchito se pudiera comer también una hamburguesota porque tenían opción vegetariana con tofu.

Las hamburguesas que compartimos fueron “IL GIRO” (con mozzarela y tomate seco como ingredientes estrella) y “CON UN PAR” (con huevo, claro). Por cierto, ha sido la primera hamburguesa que me he comido con los brackets, por lo que lo hice con cuchillo y tenedor, y la experiencia no fue tan horrible.

"CON UN PAR"
“CON UN PAR”

 

"IL GIRO"
“IL GIRO”

Tiere pidió la “IBÉRICA”, con queso manchego y jamón ibérico.

img_20160216_231731_1.jpg

Y Cucuruchito la “TOFU”. Al pedirla preguntó que si el tofu estaba crudo o pasado a la plancha. Cuando el camarero contestó que pasado a la plancha a Cucuruchito le encantó, debe ser importante para el sabor, pero tengo que investigar más acerca del tema. En el momento no se me ocurrió preguntarle porque, ahora me arrepiento…

Como habéis visto en las fotos, todas las hamburguesas vienen acompañadas de paratas fritas. Muy caseras y muy ricas.

Le toca el turno a los postres… Y que delicias! Lo primero que busco en las cartas de postres es la tarta de queso. Y si! En The Basque he encontrado la que más me ha gustado en el mundo. Estaba perfecta. No eché nada de menos ni le habría puesto algo más, cremosa, dulce, con un toque ácido en la cobertura pero sin pasarse, la base de galleta perfectamente equilibrada… Una pasada de tarta, vamos.

img_20160216_234746.jpg

Tiere pidió tarta de zanahoria, que también estaba muy buena, pero al lado de la de queso no tenía nada que hacer conmigo… Ñam Ñam Ñam

Las chicas no pidieron postres, y se me escapó delante del camarero que me gustaría verlos todos. Se quedó un poco extrañado y al final le contamos que le hacíamos fotos a toda la comida y me hubiera gustado ver todos los postres porque escribo este blog.

Empezamos a hablar con él cerca del restaurante, de los socios, de él mismo y la verdad es que era un encanto. Descubrimos que él era asturiano y que los dueños del local son tres socios, que además de The Basque, llevan el restaurante de al lado, que se llama “El Mandil”. Fue una casualidad muy grata topar con este sitio, porque es el primero que hay en Madrid y solamente llevan cuatro meses abiertos.

El cocinero estaba probando una receta nueva para la tarta de queso y como le dije que era fan de las tartas de queso nos sacó un trozo. Me recordaba mucho a la quesada que probamos Tiere y yo en Cantabria. La mermelada estaba más ácida que la de la primera tarta y no tenía base de galleta. A Cucuruchito le gustó más, pero yo me quedo con la primera, sabéis que estas cosas siempre dependen de cada persona.

img_20160216_235539_1.jpg

También nos dijo que tenían tarta de chocolate y cerveza negra, tarta de cuatro chocolates y selva negra. Les hicimos fotos, pero no las probamos. No podíamos más!!!

Tarta cuatro chocolates
Tarta cuatro chocolates
Selva Negra
Selva Negra

Y ahora la cuenta… Todo lo que comimos y las bebidas nos salió por el módico precio de 58,05€ (14,50 por cabeza).

Ah! Se me olvidaba enseñaros el local! Menuda cabeza la mía… Como no puedo elegir solamente una foto os dejo una galería con casi todos los rincones bonitos. Algunos no os los enseño para que vayáis vosotros mismos a descubrirlos… Os encantará, os lo aseguro…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y lo más importante de todo, compartir un cumpleaños más con Cucuruchito ha sido un auténtico placer. Muchos años juntas, compartiendo nuestras vidas. Viendo cosas bonitas en los charcos, en las bolas de Navidad… Llenando nuestras tardes de café, de risas, de confidencias… Por mil y un momentos más, por muchos cumpleaños más, por quererla hasta la luna ida y vuelta… Te quiero mucho Cucuruchito!!!

Hasta luego, Diamantito

Diamante

Este año y el anterior están siendo complicados laboralmente en cuanto a despedidas. Ya os conté que se fue Tinta, también se fueron La Jefa, Papá Pato,Gafis… Nos dejaron un poco huérfanos, la verdad…

Y ahora se va Diamantito y, personalmente, me dejan sin mi hermana

Aún recuerdo cuando llegué a la tienda y la vi por primera vez. Y aquella reunión en la que decidimos que pasara de ser una “puta weekend” a tener 40 horas. Y que gran decisión, joder! Se ha convertido en uno de los pesos fuertes de la tienda!

Tengo un montón de sentimientos encontrados, porque se va para bien, pero la voy a echar tanto de menos… El destino es genial, pero el tránsito hasta llegar a ese destino espero que no sea tan duro como todos pensamos.

Estoy segura de que lo va a hacer tan bien o mejor de lo que lo está haciendo ahora y que no va a tener ningún problema. Aunque, Diamantito, recuerda controlar tu mala hostia!!!

Voy a echar de menos los cafés del descanso, los pitis a la salida, las confidencias en cada rincón de la tienda, el pavo y el pollo del tuper, las risas, los abrazos, las lágrimas y los cabreos, las preocupaciones por como va todo y el no saber que está pasando.

He aprendido mucho de ti, sobre todo del saber estar, de superarse, de afrontar situaciones difíciles y seguir adelante, de la vida, y de todas esas cosas que te hacen una gran mujer.

Aún nos quedaban muchos días por pasar juntas, pero el destino ha decidido separarnos. Aunque sólo de momento.

Seguro que algún día se vuelven a juntar nuestros caminos y volveremos a trabajar juntas, codo con codo.

Que quiero Diamantito.

Sesión Newborn con Ruth Nieto

Los Reyes Magos le trajeron a mi hermana una sesión Newborn para cuando naciera Garbancita. Me costó mucho encontrar algo que realmente me llenara, que supiera que el resultado iba a ser el que imaginaba en mi cabeza, que transmitiera toda esa emoción y ese amor que hay en tu interior cuando hay un nuevo miembro en la familia. Joder, y que además entrara en presupuesto, vamos a ser claros…

Me pasé casi dos semanas leyendo acerca de este tipo de sesiones y buscando a esa persona especial que se pondría detrás del objetivo para inmortalizar ese momento.

Es importante que estas sesiones se hagan lo antes posible después del nacimiento del bebé (entre los 5 y los 10 días, como mucho 15, pero ya empieza a ser complicado). Hay muchas razones, la verdad. Durante los primeros días de vida los pequeños tienen el sueño mucho más profundo y aún conservan la flexibilidad propia de estar en el vientre de su mamá. Esto es importante para que no se despierten durante la sesión y para poder hacer instantáneas de los bebitos hechos una bolita.

Después de mucho buscar, encontré a Ruth Nieto. Contacté con ella por su página de Facebook después de trastear todas las publicaciones que tenía y la verdad es que fue todo muy sencillo. Me contó que podía trabajar tanto en domicilio como en su estudio de Ajalvir y que se podía hacer una tarjeta regalo personalizada con los nombres de las personas que regalábamos y las que recibían el regalo. Así que no me lo pensé más, dadas las facilidades que nos ofrecía y les hice el encargo a los Reyes Magos en mi carta. La tarjeta regalo nos llegó perfectamente a tiempo y estaba cuidada al máximo detalle. Preciosa y muy bien presentada.

Por fin llegó Garbancita a nuestras vidas y justo a los 7 días hicimos la sesión de fotos y conocí a Ruth.

La sesión fue a domicilio. Habíamos quedado a las 11 en casa de mi hermana y cuando Tiere y yo llegamos ya estaba todo preparado. Lo primero que hizo Ruth fue darse una vuelta por la casa para ver en que sitio era mejor hacer la sesión, que hubiera buena luz y espacio suficiente para desplegar el atrezzo. Y también calentar la habitación con calefactores para que Garbancita estuviera cómoda sin ropa.

Dejamos a Ruth con Garbancita y Tiere estuvo jugando con Gatito y yo ayudando a mi hermana a maquillarse un poco.

Cuando terminé me fui a ver si Ruth necesitaba algo y la verdad es que estaba la sesión súper avanzada. Me enamoró la forma de tratar a Garbancita. Como si fuera su bebé. Con delicadeza, con amor… Tenía puesto en el móvil nanas para que el ambiente fuera mucho más relajado, pero cuando se acabaron ella misma comenzó a tararear la típica que usamos todos para dormir a los bebés y se me deshizo el corazón al verlo.

A los pocos minutos a Garbancita le entró hambre y comenzó a estar inquieta y quejarse. “Tenemos que parar”, nos dijo. Mi hermana se puso a darle el pecho y yo me quedé con Ruth charlando.

Lleva 6 años dedicándose por completo a la fotografía. Es una antigua administrativa que se lió la manta a la cabeza y luchó por conseguir su sueño. Poco a poco ha descubierto que lo que más le gusta es trabajar con niños y se ha especializado en ello haciendo cursos y trabajando mucho. Lo que más le gusta es hacer sesiones de exterior porque dice que se le puede sacar mucho partido al entorno, incluso a sitios en los que, a priori, no te pararías a hacer fotos.

Conectamos en seguida. Incluso tuvimos un momento en el que, a mitad de la conversación, me salió darle un abrazo de esos de los que curan. Y salio sin más, del corazón.

Ruth también supo dedicarle un montón de tiempo también a Gatito, el que ella necesitaba… No todo el mundo sabe tratar a los hermanos mayores cuando hay un bebé en la familia y ella lo hizo a la perfección, a pesar de que Gatito al principio no quería hacerse ninguna foto… Y hay que tener cuidado para no pasarse el día barriendo (me encantó esta expresión). Gatito la recompensó haciendola un montón de dibujos pequeños para que se llevara a casa.

Sabéis que no suelo usar los nombres de verdad de nadie, que el blog es muy íntimo y todo el mundo tiene su nombre en clave en mi mundo bloguero. Si hubiera tenido que ponerle un nombre a Ruth, que por razones obvias no lo he hecho, habrían sido Alma o Aura. Alma porque la tiene pura, se ve a la legua que es una de esas mujeres especiales. Aura porque desprende un haz de luz cálida que te envuelve y te hace sentir especial.

Además, ya nos ha mandado un montón de adelantos de la sesión y no puedo dejar de morir de amor cuando me llega una foto nueva . Podéis mirar su Facebook aquí para ver todas las maravillas que salen de su objetivo.

Os recomiendo su trabajo 200%.

 

 

 

 

Qué hacer, qué ver y qué (no) comer en Sigüenza

Después de tres meses libré por fin un fin de semana. Ha sido duro no poder disfrutar de los fines de semana de Tiere, ni siquiera un sábado o un domingo sueltos, aunque si alguna tarde que hemos explotado al 200%. Echaba de menos coger el coche y salir a ver cosas, a conocer nuestro mundo. Madrugamos, hicimos desayuno especial y enganchamos el coche. Tiere siempre lleva en el coche Radio3, pero en nuestros viajes como que se hace más presente….
El domingo no escuchamos la programación en directo, pusimos un programa que Tiere quería que escuchara de hace unos días. La presentación en Disco Grande de Chloe’s Clue. Y he de decir que me encantó!!!! Os dejo la canción que más me ha gustó… Menuda voz… Tiene magia…

Lack of Kidness- Chlöe’s Clue (Pincha aquí para escucharla).

Hicimos un par de paradas antes de llegar a Sigüenza, así que os dejo un mapa para que os situéis.

Captura

Primera parada en el Mirador de Félix Rodríguez de la Fuente. Los vecinos de Pelegrina dedicaron este mirador a Félix Rodríguez de la Fuente porque por la zona fue donde se hicieron gran parte de las grabaciones con los lobos y de aves como los buitres de “El hombre y la tierra” y “Fauna Ibérica”. De camino vimos un grupo de buitres y se nos cruzaron dos corzos pequeñitos en la carretera. Casi se me salió el corazón por la boca… Eran tan bonitos… Esta no es la mejor época para venir al Mirador, porque los colores del paisaje no son nada del otro mundo, pero también tiene su encanto.

image

Hacía frío, en la siguiente parada tuvimos que coger todos los bártulos de abrigarse.

Siguiente parada: Pelegrina. Fue un poco por casualidad, vimos un cartel de “Castillo” y le dije a Tiere que tirara a ver que había… Y la verdad es que fue un desvío en nuestro camino con un montón de encanto… Pelegrina pertenece a la Pedanía de Sigüenza (que se encuentra a 10 km), se sitúa a la derecha del barranco del Río Dulce, desde allí se pueden comenzar varias rutas de senderismo, como interés turístico están las Ruinas del Castillo y una Iglesia Románica, también podemos encontrar el Centro de Interpretación del Parque Natural del Río Dulce (de reciente construcción) y en uno de los carteles de la entrada del pueblo vimos que tiene la friolera de 19 habitantes (que estaban todos en el bar al que pasamos a ver si había tabaco y, por cierto, no había; por lo visto allí no se fuma y muy bien que hacen).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Siguiente parada: Sigüenza. Aparcamos en la entrada del pueblo y subimos andando hasta la Catedral. Lo primero que buscamos siempre allá donde vamos es el Punto de Información Turística. Nos dieron un plano y la información de donde ir y los horarios.

image

Sigüenza tiene como tres tipos de arquitectura bien diferenciada. En la zona medieval podemos ver la Catedral, el Castillo, las Murallas, la Iglesia de Santiago, la Casa del Doncel, la Plazuela de la Cárcel, la Iglesia de San Vicente,… De la época renacentista y barroca podemos visitar la Plaza Mayor, la Ermita del Humilladero, el Palacio Episcopal,… De la Sigüenza Neoclásica podemos acercarnos a la Plaza de los Infantes, el Hospicio,…

Estábamos de suerte, el pasado fin de semana empezaron las I Jornadas de la Cocina Seguntina, así que todos los restaurantes y bares tenían tapas y menús especiales con platos tradicionales. Estas Jornadas se desarrollarán también durante los días 27 y 28 de Febrero y 5, 6, 12 y 13 de Marzo. Si comes algo de lo que te ofrecen, te sellan un librito que te dan en la oficina de información y tienes la opción de hacer una visita guiada gratuita. Olé por los Seguntinos y Seguntinas!!

sigüenza

Como el Castillo pertenece al Parador, cierra el patio de armas a las 17:00 y después de esa hora sólo se puede acceder a la cafetería. Así que nos fuimos directamente para allá dando un paseo… En este pueblo todo tiene un encanto especial. Apenas hay ruido de coches y casi todos de turistas. Si hubiéramos venido un miércoles seguro que nos saldrían fotos mucho más “limpias de modernidades”. Aun así disfrutamos un montón del paseo y como tampoco había mucha gente pudimos hacer fotos tan bonitas como estas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Decidimos comer más o menos temprano, teníamos un hambre infernal. No soy mucho de comidas tradicionales y en los menús casi todos los segundos platos eran cochinillo, cabrito o cordero. Los precios oscilaban entre los 16€ y los 60€ de un menú degustación con mucho rollo. Calculamos gastarnos unos 40€ en la comida y tras darle unas vueltas a los menús, decidimos probar varias cosas en un restaurante que había al lado de la Catedral. Se llamaba Atrio. Ellos ofertaban tapas para las jornadas gastronómicas, así que fuimos a probar las tres: “Cazuelita de Migas de Espelta con granada, chorizo y torreznillos de Sigüenza”, ” Crujiente de morcilla Seguntina con miel y huevo de codorniz” y “Cucurucho de torreznillos de Sigüenza con salsa de soja”. También pedimos “Revuelto de huevos, boletus y foie” , “Croquetas de Boletus” y “Migas Atrio con huevo”.
Estuvimos 30 minutos esperando para que nos trajeran las tapas y otros 20 para los platos. Y la cosa fue de mal en peor.
Las tapas escasas. Le han puesto algo de ingenio al meter el huevo de codorniz en el envuelto de morcilla, la salsa de soja a los torreznos y la granada para darle el toque dulce a las migas, pero nada más.
image

El resto de platos… Las croquetas de boletus pura masa, sin apenas sabor a las setas y de un color blanco que jamás había visto en croquetas con este ingrediente. El revuelto tan pequeño que parecía medido en una taza de café y dado la vuelta, con dos pequeños discos de foie del tamaño de una moneda de dos euros. Las migas (que había que elegir entre huevo y uvas para completar el plato) apenas sin sustancia, bastante sosas y con exceso de aceite.

image

Nos la quisimos jugar a la última carta con el postre… Pedimos “Coulant de Chocolate con helado de menta” y “Tarta de queso” (que no estaba en la carta, pero nos la ofrecieron al pedir tarta de zanahoria).
Pues a ver, la tarta de queso estaba realmente buena, pero el coulant no tenía nada derretido por dentro. Era un bizcocho caliente de chocolate con helado de menta.
image

Bueno, y el café… Tres viajes para traer un café sólo y uno con leche en vaso y azúcar moreno. El primer viaje con los cafés, el segundo con el café en vaso como lo habíamos pedido y el tercero con el azúcar moreno.

Total de la comida: 60,75€. Salimos disgustados con el servicio, con la comida y con el precio.

Después de la comida dimos un paseo hasta el Parque de la Alameda y nos sentamos en un banco al sol.

A las 17:00 la visita guiada gratuita. Nos dieron unas pegatinas rojas para identificarnos, que se nos cayeron a los 30 segundos de ponerlas… Jajaja… Éramos un grupo bien diverso: tres parejas de unos cuarenta, otras dos que rondarían los sesenta, una pareja joven con una niña de dos años y nosotros. Marga, nuestro guía, nos dio un montón de información acerca de la ciudad, de historia, arquitectura, alguna anécdota, la historia del fantasma del castillo… Hora y media de cultura en vena, mezclada con un buen paseo y algo de frío…

En un rato iba a anochecer y teníamos hora y media de camino a casa, así que decidimos irnos. La intención era parar en el Mirador de la Alcarria, pero el atardecer estaba raro. Nada más salir de Sigüenza el sol se escondió detrás de una espesa capa de nubes bajas, como si fuera niebla. No recuerdo haberlo visto antes. Cuando se acercaba la salida del mirador decidimos no parar porque no íbamos a ver nada.

Aunque el GPS decía que el tráfico era fluido y estaba todo el camino marcado en azul (nada de tramos amarillos ni rojos) había un montón de coches. Gente afortunada que volvía a casa el domingo por la tarde después de haber pasado el fin de semana o el domingo escapando de la rutina.

Os recomiendo que vayáis a visitar la ciudad, que es preciosa y si os coincide con las Jornadas Gastronómicas contadme dónde habéis estado y que tal os ha ido. Espero que mejor que a nosotros.

Empanada de espinacas

Ésta receta es una versión de una cesta de hojaldre que hice con mi madre hace como unos cuatro años que encontramos en una revista de nuestra peluquería habitual.
Un día perdimos la hoja y recordábamos sólo algunas cosas. Con otras que hemos considerado que le vendrían bien a la receta y mucho amor hemos “creado” está empanada verde que es la estrella de todas las fiestas.

Ingredientes:

  • Masa de hojaldre.
  • Una bolsa de espinacas congeladas.
  • Un bote de queso feta.
  • Dos cebollas.
  • Piñones.
  • Pasas.
  • Un huevo.
  • Sal, aceite y pimienta.

 

Preparación:

  1. Corta las cebollas en trocitos pequeños y dóralas en una sartén con un chorrito de aceite y una pizca de sal.
  2. Cuando la cebolla esté dorada incorpora a la sartén la bolsa de espinacas congeladas y rehoga hasta que estén casi cocinadas.
  3. Cuando les falte un poco a las espinacas incorpora el queso feta, los piñones y las pasas y rehoga para que se cocine todo junto.
  4. Prueba de sal, echa pimienta y vuelve a probar hasta que esté a tu gusto.
  5. Enciende el horno a 180°C.
  6. Extiende las masas de hojaldre sobre el papel de horno en el que vienen envueltas y pásales un rodillo para hacerlas un poco más grandes y finas.
  7. Pon la mezcla sobre una de las masas y extiéndela bien.
  8. Pon la otra masa encima y cierra los bordes con un tenedor o doblando el filo para dentro y cerrándola bien con los dedos.
  9. Pincha la masa de arriba con un tenedor y pintala con un huevo batido.
  10. Mete la empanada en el horno ya caliente unos 20 minutos.
  11. Disfrútala!!!

Reformas en el chalet de Pececito

image

Cada poco tiempo Tiere traslada a Pececito a una pecera de globo (el hotel) para limpiar su chalet. La verdad es que es un poco lío y no lo puede hacer de un día para otro porque hay que preparar el agua para que a Pececito no le pase nada. Usa agua del grifo, pero hay que echarle un líquido especial para que se vaya el cloro.
Pues resulta que esta semana ha tocado limpieza general del chalet y hemos aprovechado para hacer obras. En realidad lo que hemos hecho ha sido añadir decoración, termostato y un punto de luz.
Últimamente hemos visto a Pececito como un poco tristón y vamos a ver si el cambio le anima un poco.
Y diréis…¿como puedes ver triste a un pez? Pues oye! Que si que se nota… Se nota en que el azul no es tan azul, que no come tanto, que está mucho tiempo quieto, que no viene rápido a comer… Pues cosas de peces!!
Había que quitarle todo el agua a la pecera y limpiar las piedras del fondo, llenarla con agua nueva y echar el líquido para que se vaya el cloro.
Una vez hecho eso y pasado el tiempo establecido para volver a meter a Pececito en su chalet hemos decidido que necesitaba cosas para entretenerse, estar más caliente y tener más luz.
En casa sólo da el sol un poco por la mañana y de medio lado, así que hemos comprado una línea de luces led para peces, a ver si se anima. Hemos comprado un termostato para mantener la temperatura del agua entre 20ºC y 25ºC, que hemos leío que es la ideal para los betas. También hemos puesto una planta, aunque esta vez artificial, que cuando compramos la natural se nos llenó la pecera de caracolas y menudo lío. Como Pececito es un pez luchador, también le hemos puesto un espejo. Y por último, una especie de figura de cerámica con huecos y agujeros donde esconderse.
Pececito lleva ya un par de horas en su chalet reformado y no para de explorar y jugar a esconderse. A ver si vuelve a ser el Pececito de siempre, el que traje en coche en abril del año pasado y no tuve corazón para llamarle Uno.

Página 8 de 12« Primera...3456789101112