Leyendo con Causa

Ya sabéis que una de las cosas que más me gusta en el mundo es leer, pero si además la juntamos con una iniciativa molona ( y, en este caso, solidaria) pues ya me pongo que me salgo por los bordes.

Ayer, gracias a Cucuruchito y sus publicaciones en Facebook, me llegó “Leyendo con Causa”.

LeyendoConCausa imagen

Resulta que 18 escritores de habla hispana han decidido donar todos los beneficios de la venta de uno de sus libros a organizaciones sin ánimo de lucro durante 6 días.

Podéis ver los libros seleccionados y la ONG con la que se colabora en la página de Ebrolis. Y además, los beneficios que genere Ebrolis durante esta iniciativa irán destinados a Instituto Nueva Escuela, una organización comprometida con mejorar la educación pública en Puerto Rico. También comprar los libros desde ese enlace en las diferentes plataformas en las que estén disponibles.

Aprovechad para comprar un buen libro y colaborad… Y no tardéis mucho, que esta iniciativa tiene cuenta atrás!!!

Lamucca de Prado

Organizarme para quedar con Cucuruchito es, a veces, misión imposible… Pero finamente sincronizamos agendas y quedamos para contarnos las últimas novedades…

La última quedada fue el mes pasado, en uno de nuestros sitios “fetiche”…  Lamucca de Prado… A las 15 en Sol y caminamos un poco para estirar las piernas…

¿Porqué aquí? “Porque es donde empezó todo”. Lo dijimos al ver el sitio donde nos sentamos la primera vez que fuimos a comer allí juntas preparado.

img_20160620_170931.jpg

Llegamos antes de la hora a la que teníamos hecha la reserva, pero no nos pusieron ningún problema y nos dieron una mesa en seguida, al final del restaurante, justo al lado de la cocina.

Estas eran mis vistas y las de Cucuruchito… Solemos sentarnos las dos mirando hacia el mismo sitio, pero al ponernos en una mesa pequeña redondita esta vez fue imposible…

img_20160620_164545.jpg     img_20160620_164553.jpg

La verdad es que nos costó muy poco decidirnos. Para beber una jarra de agua y nuestro inseparable Ramón Bilbao, con el que mojamos con mucho gusto nuestras andanzas…

img_20160620_151849.jpg

De entrantes pedimos Pimientos del Padrón (unos pican y otros no) y Media de Nachos de la Teki (que pican que da gusto).

img_20160620_152408.jpg img_20160620_152413.jpg

Tenía tantas ganas de hincarle el diente a los nachos que no me di ni cuenta de que la foto había salido borrosa… Os la pongo, aún así, para que veáis que media ración de nachos es más que suficiente, tanto para comerla uno solo como para compartirla…

De plato principal nos asaltaron un poco las dudas. Normalmente comemos Pizza La Popeye, que tiene espinacas pasas piñones y feta. Pero hace poco Cucuruchito y La Rubia estuvieron allí y han puesto en carta una pizza nueva, La de Calabaza, que tiene pimiento rojo, queso de cabra y rúcula. Y yo la quería probar, pero es que el queso de cabra no me gusta nada de nada.. Así que, cuando pedimos, preguntamos al camarero que si podíamos cambiar el queso de cabra por queso feta y como nos dijo que no había ningún problema, pedimos La de Calabaza cambiando ese ingrediente.

img_20160620_154745.jpg

Me encantan las pizzas de Lamucca. Masa fina, con muchos ingredientes y de buena calidad… Pregunté a Cucuruchito que tal la pizza con el queso feta, que si le gustaba más o menos. Me dijo que, con este queso, el sabor de la calabaza sobresalía un poco más, porque el queso de cabra tapaba un poco el sabor del resto de los ingredientes. El camarero nos preguntó que tal el cambio de queso y al decirle que había sido un acierto (al menos para nosotras) nos confesó que ese día él iba a probarla también.

Estábamos llenas pero, como sabéis, yo siempre tengo sitio para el postre… Así que pedimos la carta y esta vez nos decantamos por Tarta de Queso (no podía ser de otra manera) y Helado (de vainilla y chocolate). Creo que es la primera vez que pedimos helado y fue un acierto, porque tiene un sabor espectacular. La tarta, con base de galleta y frutos rojos por encima, riquísima como siempre.

img_20160620_162749.jpg img_20160620_162806.jpg

Uno de los postres de la carta tiene un chupito de vodka en vaso de chocolate, que nos encanta y se puede pedir aparte, pero esta vez los suprimimos porque con la botella de vino ya andábamos con la sonrisa puesta…

Cuando acabamos de comer hicimos unas cuantas fotos con mi avatar (a Cucuruchito se le olvidó el suyo) y una tontería que le había comprado y sabía que le iba a encantar…

img_20160620_170501.jpg       img_20160620_165741.jpg

Bajar al baño de Lamucca es una auténtica pasada, porque a cada paso que das todo te sugiere fotos tan bonitas como estas…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y ahora la cuenta… Pagamos 57,50 € por todas estas delicias que os he enseñado… No es un sitio para estar todos los días, pero si para disfrutar de vez en cuando de la buena comida y, sobre todo, de la buena compañía.

Después de comer dimos un paseo y tomamos café en La Central, pero ya os lo contaré otro día…

Día 6. Reposo en Ponferrada…

Me he levantado con mis padres y he desayunado con ellos. Como ayer, ha sido difícil verlos marchar para hacer la siguiente etapa sin mi, pero con la diferencia de que no voy a pasar la tarde con ellos ni veré con mis propios ojos si realmente han llegado bien a destino…

El Camino es muy duro y se que les está costando, sobre todo a mi madre… Le duelen los dedos de los pies y no se queja… Y además hoy le ha salido una ampolla enorme en la planta del pie derecho.

Hoy tocaba Etapa 5. Ponferrada – Vilafranca del Bierzo. Me han dicho que han llegado bien y que la etapa de hoy era un poco más liviana, aunque los últimos kilómetros han sido un poco más complicados porque se les ha hecho un poco pesado.

He pasado el día en el hall del hotel. Todos los Hospitaleros de todos los turnos del Albergue Guiana casi me llaman por mi nombre… Dani, Ramiro, Ana, Aurora… Se están portando todos estupendamente conmigoMe dan hielo para ponerme después de la crema y taburetes para poner las piernas en alto, me han dicho que si necesitaba que me compraran algo… Incluso Ramiro me ha dicho que esta mañana ha visto a mis padres en el Camino (él ha ido a Villafranca en bici y ha vuelto en el día) y que les ha visto muy frescos y a buen ritmo. Me consuela que les haya visto bien. Si no fuera real no me habría dicho nada, no?

Entre ponerme la crema y el hielo, comer y cenar y hablar con otros Peregrinos se me ha pasado la mitad del día La otra mitad se me ha pasado leyendo… Elísabet Benavent de nuevo… Esta vez con Alba en su “Alguien que no soy”… Pero joder, es que me he leído el libro entero!!! Todas sus páginas del tirón, el mismo día… Estaba tan interesante que no he podido dejar de leer…

image

Ya mañana viene Tiere… Por fin… Me siento un poco sola y sigo bastante baja de ánimos…

Maldito verano…

Odio el verano… Bueno, tampoco es así del todo, que a veces me pongo muy drástica… Lo que pasa es que en verano hay muchas cosas que no me gustan

No me gusta el calor excesivo y, teniendo en cuenta que en Madrid no hay apenas primavera ni otoño, me paso medio año echando pestes del calor que hace. Y el sudor… Odio el sudor!!!

No me gusta acostarme de día cuando entro a las 5 de la mañana. Y en verano anochece ya pasadas las diez, así que tengo que retrasar mi hora de dormir. Y si retraso mi hora de irme a la cama casi no duermo…

No me gusta la playa. En realidad no es la playa lo que no me gusta, sino la arena de la playa, los bichos que viven en el agua y la mínima posibilidad de encontrarme alguno, la sal del mar ni la idea de tostarme al sol (por lo que siempre busco una sombra y llevo protección 50). Vale… No me gusta la playa!

No me gustan los pantalones cortos, sobre todos los “chocheros”, los “pantanga”, los “chochorts” o como buenamente los conozcáis… Joder! ¿Que les cuesta a las marcas de ropa poner un par de centímetros más a alguno de sus modelos de pantalones?

Y sobre todo, sobre todo, sobre todo… Lo que más odio del verano es rozarme las piernas cuando llevo vestidos fresquitos!!! Oh!! Maldito suplicio veraniego…

Aunque hay un montón de cosas que me gustan de verano

Me gusta que los días sean tan largos… Que sea de día cuando me levanto a las 6:30 y se escuchen ya los primeros pajaritos que te dan los buenos días… Y también que se haga de noche a las 22:30 y pueda alargar mis tardes hasta el infinito.

Me gustan las terrazas al aire libre, con sus cafés a media mañana, sus cañitas por las noches o las cenas de cervezas y tapas.

Me gustan el gazpacho y el salmorejo con tropezones, que es lo que más me apetece cenar en las noches calurosas.

Me gusta la fruta de verano: la sandía, el melón, las paraguayas, las nectarinas, los albaricoques, los nísperos y los melocotones… Y que el frutero me perdone si se me olvida algo… Y si lo ponemos todo en una ensalada (bueno, todo a lo mejor no) con un yogur me hace muy feliz.

Me gusta dormir en bragas y las duchas fresquitas que te quitan el calor.

Me gusta chapotear en la piscina… El agua fría, los dedos acorchados, los labios morados, los juegos con Gatito, enseñarla a tirarse sin hacerse daño, a bucear sin que le entre agua en la nariz, a nadar con la boca cerrada y a que se me pongan los ojos rojos del cloro porque a ella se le han olvidado sus gafas y darle las mías.

Me gusta comer helados, sobre todo el de canela y el de menta con trozos de chocolate.

Me gusta pasar tiempo con mis amigos y mi familia, que con eso de que los días son más largos aprovechas más.

Me gustan los vestidos fresquitos, ponerme morena (aunque no mucho) y las sandalias cómodas.

Me gusta el café fresquito y echarme la siesta en la cama, con 40 grados a la sombra y el aire acondicionado puesto en la habitación.

Me gustan las vacaciones, los festivales, el turisteo, los viajes, los planes inesperados, conocer gente y visitar amigos que viven lejos.

Pues ahora va a resultar que si que me gusta el verano!!!

 

 

 

 

El Coyote y El Correcaminos (Ojo! Spoiler!)

Eso de ser tía me hace me hace recordar muchas cosas de mi más tierna infancia, a pesar de que la infancia de ahora no tiene nada que ver con la que yo recuerdo…

El otro día, viendo dibujos con Gatito, pensé en los que yo veía cuando era canija: Los Trotamúsicos, Los Fruitis, Los Pitufos, El Inspector Gadget,… Y otros tantos más que me dejo en el tintero para no aburriros con mis mañanas de los fines de semana desayunando en el sofá mientras veía la tele…

Y dándole vueltas a esos tantos episodios me di cuenta de una cosa: nunca había visto al Coyote alcanzar al Correcaminos!!!

coyote-05

Así que me puse a buscar y no tardé mucho en encontrar algunas versiones…

En este vídeo están recopiladas tres… He escrito este párrafo intentando contároslas como cuatro veces y no tiene sentido nada de lo que digo, así que lo he borrado todo… Tenéis que verlo…

En realidad… No lo veáis… Yo me quedo con la eterna lucha del Correcaminos y el Coyote… Siempre intentando alcanzarlo… No consiguiéndolo nunca…

No, no es frustrante… Solo son los dibujos animados que nos entretenían de pequeños…

Día 5. Etapa 4. Foncebadón – Ponferrada.

Hoy me levanté con mis padres a las 6:10 pero yo no tenía prisa por recoger. He desayunando con ellos en el albergue zumo, café y tostada. Ellos se han marchado, pero yo me he tenido que quedar… Con una sensación de vacío en el estómago, también rabia y algo de frustraciónTendría que haber emprendido camino con ellos, pero el dolor no me deja… Ellos están haciendo el Camino para acompañarme y soy yo la que no lo voy a terminar… Al menos este año…

He hecho tiempo en el Albergue de Ángel y Barbara hasta que me han bajado a Ponferrada a buscar el Albergue en el que nos quedábamos hoy y un médico… Tienen que mirarme las rodillas

He pasado gran parte de la mañana hablando con Bárbara y Ángel, los Hospitaleros del Albergue. Les hice un cartel nuevo con los precios de las bebidas y los nombres en español y en inglés. Les ayudé con un mail en inglés y les enseñé a usar el traductor de Google para saber qué dice un mail en inglés y para poder contestarlo. Soy consciente de que no es el mejor traductor que hay en Internet, pero se adapta a sus necesidades más que de sobra.

He recogido todos mis trastos, he dejado la mochila en un sitio que no molestara y he ido a sentarme a una esquinita del salón, donde creo que tampoco he molestado… Mientras estaba allí han limpiado todo el Albergue… Se dan unas palizas toledanas para dejarlo todo a punto para los nuevos peregrinos que se alojan allí cada día…

La verdad es que el Albergue “La Cruz de Fierro” tiene un jardín precioso, pero hacia un frío que pelaba… 4°C a las 7:30 cuando estuve hablando por teléfono con Tiere (en casa 12°)… Y eso que estamos en Mayo…

image

Es raro estar en un Albergue sin Peregrinos y sin movimiento… También es sobrecogedor… En unas horas estará lleno de Peregrinos, de mochilas, de vidas que se cruzan, de historias pasadas, de deseos y esperanzas… Pero en ese momento sólo había silencio…

image

Pasadas las 9 me llamó mi padre, que sólo tuvieron que andar kilómetro y medio para llegar a La Cruz de Hierro para dejar la piedra… En esa cruz se deja una piedra que traes de casa, que simbolizan “tus pecados”, tus pesares, cosas que quieres dejar atrás… Mi padre dejó una piedra que le regaló Gatito para la ocasión… Yo no he dejado la mía, la que cogí en el viaje al venir. No se la he dado…

Cuando vuelva a hacer el camino, lo haré bien… Traeré una piedra de casa, de Madrid o donde viva cuando lo retome, y la dejaré yo misma. Mis pesares se vuelven conmigo para casa, aunque no son tan grandes como cuando llegué…

En Ponferrada nos alojamos en el Albergue Guiana. Es limpio, espacioso, minimalista, con baño y ducha en la habitación… Si no fuera porque las habitaciones son de 6 camas divididas en tres literas diría que es un hotelazo… También tienen lavandería, un Parking interior para Bicigrinos, un hall muy chulo con sofás y televisión, cafetería con cocina y mesas enormes y una sala con un futbolín

Cuando han llegado mis padres hemos comido en un restaurante que hay como a 100 metros del Albergue en dirección al Castillos de Los Templarios. No hay fotos de la comida porque estaba demasiado ocupada en que mis padres me contaran que tal les había ido la etapa…

Cuando terminamos de comer mi padre se ha quedado en la lavandería y mi madre y yo nos hemos ido en busca del hospital para que me miraran las rodillas. Lo peor ha sido llegar hasta allí y eso que tan sólo está a unos 200 metros… Es el Hospital de la Reina… Es un hospital de Peregrinos… Atienden las enfermedades producidas por el hecho de caminar: ampollas, torceduras, tendinitis… Y allá que nos fuimos a que me echaran un vistazo… Diagnóstico: Tendinitis Rotuliana Bilateral. Tratamiento: Reposo, frío y crema antiinflamatoria. Conclusión: NO puedo seguir con el camino…

Hemos vuelto al Albergue y hemos terminado con la lavadora y la secadora mientras mi padre iba a la farmacia y a comprar la cena.

De camino he decidido que voy a quedarme aquí hasta que venga Tiere el viernes en coche. Y ya decidiremos si seguimos como coche de apoyo o volvemos a Madrid.

También hemos vaciado las mochilas de mis padres para ver qué no habían usado en estos días y me lo he quedado.

Todo el mundo me dice que lo primero es la salud, que Santiago seguirá ahí cuando yo pueda volver… Pero es muy frustrante no acabar algo que has empezado con tanta ilusión… Y además una ilusión compartida…

Me voy a la cama baja de ánimos y con un montón de sentimientos encontrados

Pecado Carnal

El día que estuvimos en Hola Caracola comprando los avatares para el blog hicimos un montón de cosas más

Después fuimos a la Feria del Libro de Madrid, en el Parque del Retiro.

image        image

Elísabet Benavent firmaba libros de 12 a 14 en la caseta N°33 para promocionar su nuevo libro “Mi Isla”. Cuando llegamos había una fila infernal y a pesar de que era un poco tarde nos quedamos a esperar….

image

Al final nos tuvimos que ir sin que me firmara el libro, a pesar de que Elísabet dijo que firmaría a todo el mundo que estuviera en la fila aunque fuera en un banco del Parque cuando la caseta cerrara… ¿Que por qué nos fuimos? Porque habíamos reservado con El Tenedor a las 15 en Pecado Carnal Fúcar y no pudimos cambiar la reserva para un poco más tarde…

Así que a las 14:30, muy a nuestro pesar, nos salimos de la fila de las firmas dirección al Restaurante.

El camino (andando) se nos hizo un poco pesado, hacia mucho calor e íbamos un poco agobiados con la hora

Cuando llegamos había dos mesas ocupadas. Una en una esquinita con una pareja y otra con una chica sola en otra mesa. La verdad es que es un local muy chiquito, no tiene más de 10 mesas en la parte de arriba y otras tantas en la parte de abajo, que descubrí cuando fui al baño…

La camarera, Natalia, nos recibió con una sonrisa enorme y nos dio nuestra mesa, apartada de las dos mesas que estaban ocupadas…

Lo primero que me agradó al sentarme fue el mantel… Llamativo…

image

Ya habíamos echado un vistazo a la carta en la web y leído las recomendaciones que la gente escribe en El Tenedor pero, aún así, nos costó un poco elegir la comida, sobre todo las hamburguesas.

Este local está especializado en hamburguesas de Kobe y fue la razón por la que reservamos, el problema es que tienen 10 diferentes y nos gustaban muchas…

He estado trasteando por Internet para contaros que tiene de especial esta carne y, de la propia página de Pecado Carnal, he sacado esta explicación:

 La carne de Kobe original se obtiene de vacuno de Tajima (Japón) que son alimentados con una cerveza diaria, masajeados con sake diariamente, cepillados y alimentados con forraje de cereal. Actualmente la carne de Kobe no siempre viene desde Japón, si no que se incorporan las técnicas del cuidado de los animales en granjas de diferentes países.

Y oye!! Están buenisimas!!!

La bebida y los entrantes los tuvimos claros: dos cervezas Alhambra 1925, Croquetas del “Chef” (de boletus) y Ensalada Wafu (con cacahuetes).

image

image

Y por fin nos decidimos también por las hamburguesas…

I+D BURGUER para Tiere. Todos los meses hacen una hamburguesa nueva y este mes lleva carne, bacón, mayonesa japonesa, lechuga y carpaccio de setas.

image

Y la CLASIC BURGUER para mi con carne, pepinillo dulce, tomate y queso cheddar americano.

image

Yo la pedí muy hecha y en muy pocos sitios queda tan bien…

image

De verdad que, a pesar de ser muy simple, es una de las mejores hamburguesas que me he comido… Y las patatas riquísimas!!!!

El postre… Creo que nos pasamos un poco porque salimos rodando… Y Natalia, la camarera, lo supo antes que nosotros y nos avisó, pero como seguíamos decididos a pedir dos postres nos trajo algo antes…

image

Yo elegí tarta de queso con dulce de leche… Y Tiere bownie de chocolate con helado de vainilla…

image

image

Prprprpr… Madre mía… No tengo palabras para describir lo buenos que estabanY efectivamente necesitamos el agua que nos trajo la camarera…

Os dejo fotos de la decoración del local…

image

image

image

image

image

image

Y ahora la cuenta Con el descuento nos salió por 49,22 €… La verdad es que ya así sale un poco caro, por lo que no es un sitio al que iría si no tengo algún tipo de promoción Con ella, vale la pena por la calidad de la comida y el buen servicio gastarse un poco más de la cuenta en unas hamburguesas… Aunque sea muy de vez en cuando…

Ortodoncia. Visita 6.

Esta vez he tardado un poco más en escribir la entrada de la ortodoncia porque los primeros días no fueron muy buenos y no quería hacer una entrada negativa

En esta visita me han puesto los cuatro últimos brackets, me han cambiado el arco (más grande) y me han rellenado lo topes de las muelas (porque juntaba más las de un lado que las del otro al morder). También han cambiado las ligaduras metálicas por gomas de colores (siguiendo el trato con Gatito, esta vez tocaban amarillas).

Los primeros días me dolían un montón las muelas, tanto que casi no he podido comer. Decidí que me pusieran los cuatro a la vez para pasar el dolor del tirón, pero ha sido duro…

Pero lo peor han sido las heridas que me han hecho los finales de los arcos. No me di cuenta que me pinchaban en el carrillo por dentro cuando me los puso y pasé un fin de semana infernal, hasta que el lunes me los pulió del todo, pero hasta que volvía ver a la ortodoncista se me hicieron unas llagas horribles.

Ya han pasado unos días y todo ha vuelto a la normalidad… No me duelen los dientes, se han curado las heridas… Vamos, que todo está en orden de nuevo y se me han olvidado los dolores de dientes…

A lo mejor tenía que haberle hecho caso a la ortodoncista y haberme puesto únicamente dos de los cuatro últimos brackets, pero me hice la valiente…

Ya se han movido un montón todos los dientecitos, aunque todavía queda mucho tiempo para que se pongan rectos del todo y termine el tratamiento.

Próxima visita 11 de Julio…

Dia 4. Etapa 3. Astorga – Foncebadón

Me he roto…. Ni siquiera he podido acabar la etapa… Me he quedado en el pueblo de antes… Me he hecho daño en las rodillas y no puedo caminar más…

He llorado. Mucho. De rabia, de desesperación, de pena, de angustia, de dolor…

No puedo seguir con mi camino, tendré que retomarlo en otra época de mi vida. Con más calma, sin prisa, habiendo entrenado más y mejor…

Pero voy a empezar desde el principio…

La verdad es que es difícil conciliar el sueño en los albergues… Hoy nos vemos levantado antes, a las 6:10 estábamos despiertos. Me he tapado las ampollas y nos hemos puesto en marcha.

Pero el primer tramo ha sido corto, hemos parado a desayunar en el Café Romano. Desayuno peregrino por 3,50. El zumo un poco pequeño, pero todo muy rico.

image

Al pasar por la puerta del Ayuntamiento de Astorga nos hemos hecho el “selfie” de rigor

Sales de Astorga y te encuentras el cartel de Valdeviejas, pero ni siquiera pasas por ese pueblo… Se queda a la derecha del Camino…

image

Un poco más adelante está esta ermita. Con su leyenda del pozo. Dicen que había un pozo y que un niño, jugando, se cayó dentro. La madre, angustiada empezó a llorar y a rezar y el agua del pozo subió para salvar al niño…

image

Sigues caminando y te encuentras con Murias de Rechivaldo.

image

En el siguiente pueblo, Santa Catalina de Somoza, hemos hecho una parada en el primer bar que nos hemos encontrado.
image

Ni siquiera recuerdo el nombre del bar, aunque hay foto… Nos tomamos un zumo de naranja y un plátano. He revisado las ampollas y me he cambiado los calcetines, me he echado crema solar y quitado el forro polar, que ya hacía calorcete

Aquí ya me molestaba un poco la rodilla, pero no le he dado importancia… Pensé que estaba cargada y ya está… Que se pasaría el dolor…

image

image

image

image

De Santa Catalina a El Ganso me dolía un poco más, pero he seguido aguantando… En este tramo mantuve el ritmo cantando en mi cabeza “estaba el señor don gato…” y “en la calle 24”. A pesar del dolor he sido capaz de llegar sin problemas. Aquí hemos comprado agua fría porque la que llevábamos, de darle el sol, estaba calentorra y ya ni refrescaba… El tramo era recto y, aunque íbamos por camino, no ha sido dificultoso…

image

image

image

image

De El Ganso a Rabanal del Camino ha sido la peor parte de la etapa. Subidas con piedras en las que se escurrían las botas, barro, ramas de árboles, agua…

image

Cuando he llegado a Rabanal del Camino el dolor ya era insoportable. Y en las dos rodillas. Le he preguntado a mi padre cuanto quedaba y cuando me ha dicho 6 km me he echado a llorar porque sabía que no iba a poder llegar… Ni medio kilómetro habría podido hacer… Me he sentado en el primer sitio que vi cercano y he seguido llorando con ansiedad…

Y resulta que estaba en el banco de una tiendaHan salido los dueños y me han preguntado que me pasaba, les he dicho que me dolía mucho y que no podía seguir. Todo entre lágrimas, no se ni como se han enterado… La dueña, una señora con el pelo rosa, me ha echado crema en las dos rodillas y me ha dicho que ella me subía en coche por la tarde al Albergue de Foncebadón. Ha cogido mi mochila, me ha quitado las botas y me ha metido en un cuartito de la tienda con una cama. Me ha dicho que me relajara y me durmiera, que no pasaba nada….

Mis padres han seguido los 6km que quedaban y cuando les he vuelto a ver me han dicho que, si hubiera seguido, no saben si habría llegado. La cuesta mucho más empinada, barro, agua y muchas piedras. A ellos les ha costado más de dos horas llegar al Albergue y estaban bien…

El sitio donde me han acogido… No tiene ni nombre, o al menos yo no lo he visto… María y Fernando se hacen cargo de él. Tienen una pequeña tienda y un jardín con entrada gratuita al que puedes acceder para comer algo o para descansar. Los he intentado buscar en Internet y no están. Así que si venís a Rabanal tendréis que buscarlo… Él Argentino, ella Madrileña y su hija (una adolescente de pelo azul)… Para mi ha sido un mundo lo que han hecho por mi… Estaba tan rota…

image

Por la tarde me ha subido en coche a nuestro Albergue: “La Cruz de Fierro”. No tiene Facebook ni Página Web así que os dejo este enlace para que le echéis un vistazo.

Foncebadón no tiene ni casas… Cinco o seis albergues y me pareció ver una tienda… Pero ni médico ni fisio… Así que tenía que esperar a Ponferrada…

Al rato de llegar empezó a llover… Lluvia fuerte y con sol…

image

Cuando llegué al albergue me duché y comimos, ya eran las 17:30, así que también nos sirvió de merienda-cena…
Pasamos la tarde hablando con otros Peregrinos, descansando, ayudando a otros a pinchar ampollas y decidiendo que hacer…

Mañana yo voy a Ponferrada en taxi, no puedo caminar… Mis padres siguen caminando… Mañana les toca Etapa 4. Foncebadón – Ponferrada.

Viejóvenes

El lunes estuvimos viendo a Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes en su obra Viejóvenes.

Mi amigo Facebook, en una de esas sugerencias que te enseña por las cookies, me dijo que estaría bien ir a verlos. Y yo me dejé guiar por la tentación y compré dos entradas para Magoa y para mi en el Teatro La Latina, en Madrid.

Las entradas me costaron 28€ cada una (26€ de la entrada + 2€ de gastos). Para Madrid ya solo queda la función del próximo lunes 20 de Junio. No he encontrado ninguna fecha más hasta Octubre, que estarán en el Teatre Tívoli en Barcelona.

Al llegar hicimos las fotos de rigor… Con al expectación de toda la gente de nuestro alrededor, viéndonos hacer fotos a los Playmobil en lugar de salir nosotros en ellas…

Imaginé que tendrían los mismos chascarrillos de “La Hora Chanante” pero intentando salirse de ese encasillamiento en el que parece que están metidos.

Al final me sacaron de mis expectativas porque fue totalmente “Chanante”, aunque no me hubiera importado ver un monólogo de ellos dos mano a mano.

Sin espoilear mucho, lo que más me gustó podría ser el montaje de clips de vídeos entre “sketches”. Es la primera vez que lo veo y fue muy interesante, sirviéndoles además a ellos para preparar la siguiente escena. Los “sketches”, en general, sin perder el espíritu Chanante, parecen más maduros pero siguen siendo del humor vacío manchego que les caracteriza representado por los que les recordamos entraditos en años.

Al final del espectáculo te esperan un par de sorpresas para los más fans de lo Chanante que te hacen recordar, incluso con nostalgia, aquellas tardes-noches de risas sin sentido a solas o con amigos.

Recomendado totalmente si eres seguidor o fuiste de lo Chanante ya que hay chascarrillos, palabras y gracias que sólo entienden los que ya los conocían haciendo esto. Magoa se rió bastante, a pesar de no haber sido seguidora de lo Chanante,  ya que hay momentos que presentan situaciones que te hacen empatizar y con las que te desternillas. Por eso, incluso para los que los desconocían, puede ser un espectáculo de humor recomendado.

Página 3 de 1212345678910...Última »