Lemotbulle

Ya he terminado el tratamiento de poseía. Mi bote era el que tienes que coger los papelitos por la noche.
Noche 1.

image

Noche 2.
image

Noche 3.
image

Noche 4.
image

Noche 5.
image

Noche 6.
image

Noche 7.
image

Noche 8.
image

Noche 9.
image

Noche 10.
image

Noche 11.
image

Noche 12.
image

Noche 13.
image

Noche 14.
image

Noche 15.
image

Y la de regalo…
image

Iroco

El lunes fue un día especial para Tiere y para mi y queríamos salir a cenar fuera, pero no teníamos muy claro donde. Así que cogimos “El Tenedor” y encontramos este restaurante que nos dejó encantados.
Se llama Iroco y está en la Calle Velázquez.

Reservamos a las 21:30 pero llegamos un pelín antes porque aparcamos en el parking que está justo en la puerta, un acierto, sobre todo porque se me ocurrió la genial idea de ponerme tacones… Jajaja…

Nada más entrar nos preguntaron si queríamos dejar los abrigos en el ropero. Les dijimos que si y nos dieron a cambio unas fichitas con unos números.

En el restaurante sólo había una mesa ocupada, dos chicas y dos chicos. Estaban apartados del resto de mesas y parecía una cena de negocios, los típicos jefes que sacas a cenar el día que vienen de visita.

Los camareros súper atentos a cada movimiento que realizábamos. Música ambiental y luz acogedora para toda la estancia. Da gusto cenar así.

image

Ya le habíamos echado un vistazo a la carta (que encontramos en la web del restaurante) y se nos habían antojado un par de cosas, pero aún así, como era la primera vez que ibamos a este sitio, preguntamos al camarero si estábamos pidiendo correctamente.

Para beber pedimos dos copas de Ramón Bilbao, uno de los vinos que más me gustan.

De aperitivo nos trajeron dos chupitos de crema de calabaza con anacardos. Estaba templada y el contraste de los anacardos le daba un toque espectacular.

image

Cuando Tiere y yo salimos a cenar solemos compartir todos los platos para así probar los dos las mismas cosas. Hay veces que no tenemos la misma opinion acerca de los platos, pero para gustos se hicieron los colores…

De entrantes pedimos media ración de “ensalada de burrata con escalivada y tomate confitado” y otra media de “nachos con tratar de atún y guacamole”.

La ensalada fue todo un acierto. Pusieron la burrata fría y la escalivada y el tomate templados. No se como han sido capaces de confitar el tomate sin que se les rompiese. La escalivada fue una de las mejores que he probado en mi vida y he de decir que he comido bastantes, sobre todo durante las 6 semanas que viví en Barcelona hace unos años. La burrata estaba buenísima, si no la habéis probado nunca y la veis en alguna carta de algún sitio donde vayais a cenar atreveos a probarla. Es un tipo de queso italiano hecho con leche de vaca, pero tiene la peculiaridad de ser cremoso por dentro y tener una textura como de hilos en su parte más “dura”.
image

Los nachos fueron un acierto para Tiere, pero yo sólo me comí la mitad. Estaban muy buenos, pero me chirriaba un poco la textura del tratar, que soy un poco rara oye… A Tiere en cambio le encantó y se comió el suyo y la otra mitad del mío. La pasta de abajo es ” casera”, vamos, que la hacen allí…

image

De segundo pedimos raciones enteras de chipirones con habitas baby y hamburguesas de ternera.

Los chipirones estaban muy buenos. Sobre todo las patitas (porque crujían) y las habitas baby (muy tiernas). A los cuerpos de los chipirones les habría dado una vueltecita más para que estuvieran un poco más tostados, pero el general un plato muy bien balanceado. Además tenía unos trocitos de naranja y de pomelo, que le daban un toque diferente. El bocado que tenía chipirón, fruta, habitas y patitas era una pasada.
image

Las hamburguesas…. Otra vez un acierto para Tiere, pero no para mi… En la carta ponía hamburguesas de ternera con queso de Miraflores y resulta que era queso de cabra y además de los fuertes, fuertes. Creo que os lo he contado en algún post, que no puedo con los quesos fuertes. Culpa nuestra por no preguntar. Y luego la carne, hecha al punto, por lo que sangraba un montón, tanto que en una de ellas “manchó” hasta el pan. Menos mal que era el plato de Tiere, porque solo fui capaz de comerme un sólo bocado y eso que los segundos también eran para compartir. También es cierto que si hubiera sido sólo para mi habría preguntado por el queso y dicho que quería la carne muy hecha.
image

Y ahora el postre…. Busqué en la carta tarta de queso, pero no había!!! Ohhh!!!! Drama!!!
Así que volví a leerla un par de veces a ver si algo me llamaba la atención y hubo un par de cosas… Uno de los postres tenía helado de aceite de oliva otro queso mascarpone.
Como no lo teníamos muy claro preguntamos al camarero y al final nos decantamos por Frangipan y Crujiente de Tomate.

El Frangipan es una especie de Tarta de Santiago que se deshace en la boca, acompañado con natillas de naranja y un helado que no me sabía a nada conocido pero que le daba un toque diferente al conjunto.
image

Y el crujiente…. Madre mía… No tengo palabras… Es uno de los mejores postres que he probado jamás. De verdad, me habría pedido otro… A ver, que os explico… El crujiente es como el de los nachos, pero hecho con azúcar, así que tiene un toque dulce. Encima de la base una capa generosa de queso mascarpone y bien de mermelada de tomate. La mejor mermelada de tomate del mundo, una pasada. Las frambuesas tenían muchísimo sabor y le daba el toque ácido al conjunto. Cada ingrediente por separado hace que el conjunto sea espectacular.
image

Echamos cuentas del total y nos salían como 85€ o algo así. Era una noche especial e íbamos preparados para gastarnos unos 100€, pero cuando nos trajeron la factura nos dimos cuenta de que al haber reservado con “El Tenedor” teníamos un 40% de descuento en la carta (y no nos acordábamos). Así que la cena nos salió por 52,80€, mucho mejor, por supuesto.

Cuando pagamos la cuenta, el camarero nos preguntó que si era la primera vez que ibamos al restaurante. Le dijimos que si y nos preguntó que si queríamos ver la terraza. Así que cogimos las cosas y nos llevó a ver la fantástica terraza que tiene el restaurante. A pesar de ser enero y no llevar abrigo había una temperatura agradable. Era preciosa, iluminada tenuemente y llena de vegetación. Seguramente en plena temporada sea una pasada, pero verla así, en invierno, vacía… Fue un broche estupendo para una noche estupenda. Seguramente volveremos.

“Podría ser otro día, podría ser otro lugar, pero no podría ser otra persona”.

Hoy hace exactamente dos años

Hoy hace exactamente dos años que conocí al hombre más maravilloso del mundo. A ver, con esto no estoy diciendo que sea perfecto, porque, como todos, tiene sus cosas. Y yo tampoco soy perfecta, que también hay que echarme de comer a parte. Y juntos tampoco somos perfectos, porque también discutimos, nos enfadamos, nos reconciliamos, nos reímos, nos besamos… Pero lo más importante de todo es que vamos juntos el uno al lado del otro en el camino que estamos eligiendo vivir.

Nunca me ha gustado aquello de la media naranja, porque yo ya soy una naranja completa. Creo que la pareja te tiene que complementar, y eso es lo que hacemos Tiene y yo, complementarnos. Somos iguales pero diferentes. Aquel día que nos vimos las caras por primera vez, lo pensé y se lo dije tal cual “Eres como yo pero con colita”. Él es mi revolución y yo soy su calma.

Nuestra historia no es una historia al uso, al menos hasta hace unos años. Tiere y yo nos conocimos a través de Adopta un Tío. Fuí yo quien escribí, lo recuerdo como si fuera ayer. Y sobre todo recuerdo  lo que me llamó la atención de su perfil. No se estaba vendiendo, me estaba haciendo reír. Así que me tiré a la piscina y le escribí. Estuvimos hablando unos días y como que no arrancábamos a vernos, pero al final se alinearon los astros y nos conocimos.

Y podría decirse que hasta hoy. Tengo claro ya hace tiempo que es la persona con la que quiero compartir el resto de mi vida. Que le amo con locura, pero también con calma. Que quiero que sea el padre de mis hijos, porque estoy segura que también será el padre más maravilloso del mundo. No solemos demostrarnos amor en las redes, porque nuestro amor es privado. jajaja.

Pues eso, un brindis por estos dos años y por todos los que vendrán.

 

Martina con vistas al mar

Sigo leyendo por las noches, sobre todo cuando al día siguiente no voy a trabajar de mañanísima.
Ayer trasteando en Facebook vi que Elisabet Benavent (Beta Coqueta) ha publicado un nuevo libro: “Martina con vistas al mar” y publicó una foto con la primera página. Os dejo su pagina, su Twitter y su Facebook.

image

Me enamoraron los casi dos primeros párrafos del libro, así que hoy he ido corriendo a Fnac a comprarlo (16,90€ pero con el descuento de socio me ha salido por 16,05€).
Pensé que no iba a ser tan gordito, pero tiene una pinta increíble. Esta misma noche empiezo con él. En cuanto lo acabe os cuento.
Espero disfrutar con la historia entera igual o más que con lo que vi ayer en la foto.

Twyp

twyp

Tiere y yo nos acabamos de bajar la aplicación. Una vez descargada y probada creo que es un ideón.
La verdad es que es muy sencillo de descargar: te pide un teléfono, un mail, una contraseña y ya puedes empezar a usarla.
El “saldo” es 0, si eres el primero que tienes que pagar puedes “recargar” utilizando una tarjeta de crédito que vinculas con tu perfil y que usas como una tarjeta prepago. Yo he recargado mi cuenta con 20€ y tiene una pasarela de pago seguro. Además te pide tu contraseña para cualquier pago.
Ahora lo difícil es que la gente se baje la aplicación, yo de momento con mi hermana no lo he conseguido, pero con La Rubia si, 50% probabilidades…

Planes inesperados de sábado

image

El mes de diciembre ha sido una locura en la tienda y lo peor han sido los horarios. No he librado ningún día de ningún fin de semana y tenido turno de tarde y de noche todo el mes, lo que implica que no he podido disfrutar del tiempo libre de Tiere, que libra los fines de semana y los viernes por la tarde. Es normal cuando trabajas en comercio, pero resulta que al jefe se le ha ocurrido la genial idea de que no libremos ninguno tampoco en enero. Bien es cierto que este mes tengo dos fines de semana de mañana, así que las tardes si que las voy a tener libres y vamos a poder hacer algo. Así que el sábado, que estaba de 5 a 2, le dije a Tiere que pensara un plan para después del siestón que pensaba pegarme.
Los dos tenemos descargada Fever en el móvil, pero la verdad es que no la habíamos usado hasta el sábado.
Encontramos un plan muy guay y muy barato, teatro por 5€ cada uno.
El sitio se llama Off de la Latina y ésta es su página.
Fuimos con mucho tiempo porque se nos volvió a ocurrir la genial idea de ir en coche. La verdad es que a medio camino nos arrepentimos un poco porque tardamos un montón en aparcar y al final lo metimos en un parking, pero justo cuando salimos no tardamos nada en volver a casa, así que el arrepentimiento fue a la mitad nada más.
Total, que como no habíamos ido nunca a este sitio, después de aparcar fuimos primero a ver donde estaba y teníamos pensado ir luego a cenar por ahí. Pero cuando llegamos a la puerta vimos que había cosas allí para picar y nos quedamos.

Para empezar un par de copas de vino…
image

Pedimos la carta y el camarero nos dijo que algunas cosas no las tenían porque era el primer día de la nueva carta y aún estaban decidiendo algunos platos.

Para compartir pedimos ensalada de pollo con salsa de mostaza y miel.
image

Y una tosta cada uno. Yo de atún, queso y pimientos del piquillo. Tiere de pollo y queso de cabra. La mía estaba buenísima, pero la de Tiere no la probé porque el queso de cabra no es lo mío…
image

Y de postre tarta de almendras y chocolate. Tan rica…
image

Todo por un módico precio de 20€. Genial!!

Y ahora el sitio… Líneas suaves, paredes blancas, mobiliario de madera, rincones encantadores…

image

image

image

También hay sitio para los niños en el Off, con sus rincones y sus sesiones infantiles
image

Y la obra… Que para eso fuimos… Aunque pasamos con la copa de vino y eso no nos lo esperábamos…
image

Entramos en la sala 11 personas a ver “A protestar a la Gran Vía”. Bancos corridos con esponjas. Nos sentamos en primera fila, pero decidimos sentarnos en la segunda, porque les íbamos a escuchar hasta respirar.
La verdad que es un lujo poder ver una obra así, con dos actores y un armario con un montón de atrezo. Os la recomiendo 100%. Nos os cuento nada para que vayáis a verla.
Trasteando en la red he visto que la obra esta nominada al Premio del Público de los I Premio Godof. Hay que registrarse, pero se hace en un tris.

Os dejo su Facebook “Los absurdos teatro” y su Twitter “@losabsur2” para que veáis todo lo que hacen.

image

The Revolution Box (ojo, un poco de spoiler)

image

No se muy bien como llegué a encontrar esta página. Creo que estaba trasteando en Facebook con mi cuenta personal y de repente apareció en algún artículo y me puse a buscar por la red a ver que encontraba. Y encontré su página.
¿Que os puedo contar de ellas? Pues que son dos chicas que se han licenciado en plena crisis y no han visto otra solución laboral que poner en marcha su propio negocio. Hablan de que su máxima es “Revoluciónate y el mundo se revolucionará contigo”.
Y tienen unas cuantas revolution box. Para cumples, para novias (próximamente), para amigas, la detox (iniciación) y el pack de 3 cajas para 6 meses de revolución.

Cada dos meses sacarán una caja nueva con ejercicios para revolucionarse, los materiales necesarios, ejercicios para revolucionar a otras personas y sorpresas.

Me gustó todo tanto que me he suscrito a su newsletter y con el mail confirmación de la suscripción te mandan un regalo especial.

Y además, pedí una caja iniciación para regalarle a Cucuruchito por Reyes.

Ya he recibido la caja, en casa de padres, todo asustados ellos porque no les había avisado de que iba a llegar el paquete. Jolines, ya sólo por fuera mola!

No iba a abrirla, pero me moría de la curiosidad…
image

Había una nota y un regalito extra…

image

Ésta es la caja…
image

image

Aunque no es para mi, le quise echar un vistazo a ver si la realidad estaba acorde con las expectativas y las ha superado con creces.
Espero que a Cucuruchito también le guste lo que le han traído los Reyes Magos. Cuando la tenga en sus manos y pruebe todas las cosas revolucionarias que lleva la caja os cuento.

Tarde-noche de amis

Para poder quedar con las amis se tienen que alinear los astros. Y pasa, si le ponemos muchas ganas y sacrificamos algunas horas de sueño, como una vez al mes.
Últimamente quedamos en el centro.
Como siempre, teníamos muchas cosas que contarnos, así que se ha pasado volando.
Las primeras cervezas se nos han ido en un sitio baratísimo de la Calle Montera que se llama “Mercado Provenzal”.

El sitio es algo pequeño, con mesas y sillas altas de madera, pero abajo tienen mesas normales, que las hemos descubierto al bajar al baño y nos hemos quedado.
Cuatro cervezas enormes, dos minipizzas y dos tapas por 13,20.
El sitio no vale para cenar, al menos con lo que nosotras pedimos. En la carta también hay bocadillos, hamburguesas, sándwiches, montados y cócteles, pero no los hemos probado. Quizás si hay próxima visita.
Te dan la bebida y si comes algo te dan aparato redondo que luce cuando esta listo y vas a por ello (como en TGB).
image

image

Lo malo del sitio: el baño. Y nosotras lo usamos bastante porque La Rubia es de vejiga pequeña….jajaja… Baño pequeño, algo sucio (y olía mal) y sólo hay uno, así que se hacen filas interminables.

Llegó el momento de los regalitos de Reyes.

image

La verdad es que es improvisado pero siempre cae algo. Entre regalos y regalos siempre algo nos recuerda a alguna de nosotras y compramos cuatro, siempre cuatro.
image

Pulseras de la amistad “Cosquillas a las nubes grises”.
image

Una taza personalizada para cada una.

Un set de arqueología para desenterrar los huesos de un dinosaurio.

Y los tarros de poesía de Lemotbulle que ya os conté aquí que compré con la Rubia en Hosten.

Nos movimos para cenar, al principio no teníamos muy claro donde ir, pero nos acordamos que a la vuelta de la esquina estaba “La Gloria de Montera”.

Este restaurante pertenece al Grupo Andilana. He intentado trastear un poco por internet pero no he podido descubrir mucho. Solamente que pertenece a una familia catalana que se dedicaba al corcho pero tuvieron que reinventarse. Tienen un montón de restaurantes en Barcelona, Girona, Palamós y Madrid y también algunos hoteles (pero menos).
Ahora mismo hay seis restaurantes en Madrid y personal es íntegramente de origen filipino (al menos todo el que yo he visto). Rápidos, amables, discretos…

image

image

Ahí están Tábata y Sarabi mirando la carta.

Ninguna teníamos muy claro que pedir, así que al final nos decidimos por elegir varios platos y compartirlos.

Patatas bravas con “chispitas” de chistorra. Estaban muy buenas, sobre todo porque los trocitos de chistorra estaban crujientes, pero no veas lo que picaba la salsa brava. Tuvimos que tirar de pan para calmar el picor.

image

Pulpitos encebollados con patatas y ali-oli. Son un clásico. Los tienen en casi todos los restaurantes de la cadena y a cada cual mejor.

image

Crujiente de ternera al oporto y arroz cantonés. Este plato no me gustó mucho, pero por ejemplo fue el favorito de Sarabi. Pensamos que el arroz cantonés iba a ser como el del chino, pero nada. La pasta filo crujía, pero no me gustó nada el relleno de carne.

image

Macarroncitos gratinados a la boloñesa. El plato más sencillo pero el que más me gustó. El queso de por encima crujía, la carne estaba en su punto y no tenía demasiado tomate.

image

Y el postre…. Ya sabéis que no lo perdono…

Pero en este caso fue súper-compartido, que sólo pedimos dos postres para las cuatro: flan de queso con coulis de frambuesa (su versión suave de la tarta de queso con salsa de frambuesa) y locura de caoba y marfil (profiteroles rellenos de nata, bizcocho de chocolate y una especie de crema-mouse de chocolate cubierto con salsa de chocolate blanco y negro).
image

Bueno, pues todos estos manjares, el pan y la bebida por 60,80€.

Lo que no tiene precio, de verdad, es poder pasar el tiempo con las amis. Tres mujeres como tres castillos que me hacen muy feliz.

Ortodoncia. Visita 1.

Estoy tan nerviosa que he empezado a escribir el post en la sala de espera…

image

Este sitio es muy acogedor por sus colores neutros, la luz natural que entra por los ventanales y el hilo musical con melodías suaves. También tienen una televisión que intercala imágenes relajantes del  océano, de la nieve, de playas paradisíacas, de atardeceres, etc, con consejos y recreaciones de tratamientos bucodentales.
Después de un rato estoy empezando a pensar que el hilo musical no lo es, sino que la música acompaña a las imágenes de la tele.
Hay revistas de todo tipo para que les eches un vistazo y un rincón para las más pequeños.

image

En el verano estuve visitando un montón de consultas y ésta fue la que más me gustó. Por todo, las chicas que me atendieron fueron estupendas, me tranquilizaron en cuanto a mi miedo al dolor, daban facilidades de pago…. Y el lunes 4, nada más empezar el año, para cumplir pronto mis propósitos, vine a pedir cita.
Y aquí estoy… Sin quitarme el abrigo aún porque me he puesto a escribir… Jajaja…
Tengo ganas de fumar, pero no lo he hecho antes de entrar porque me acabo de lavar los dientes antes salir de casa.
Entro a trabajar a las 13:30, espero que me de tiempo al café y al cigarro pre-curro.
Uno de mis propósitos del 2015 fue dejar de fumar. Lo conseguí durante 9 meses casi, porque a finales de septiembre volví a fumar. Me voy a dar un tiempo y lo volveré a intentar durante este año o como propósito del 2017.

Vienen ya a por mí.

Bueno, vamos al lío… Que ya he salido… Y no ha sido para tanto… Al menos hoy…

Primero las radiografías y quitarme los 5 pendientes que llevo en las orejas. Me podrían haber avisado mientras esperaba o haber pensado yo en ello. Porque me he puesto hasta nerviosa y no era capaz de desenroscar las tuercas.

image

El piercing que llevo en el tragus no me lo he podido quitar porque llevo el que me pusieron al principio, tiene chapa en la parte de dentro y bolita por fuera pero me tiene que ayudar a quitármelo. Menos mal que en las radiografías ha salido fuera de los dientes y no ha habido que repetirlas.
Primero me ha hecho la que tienes que morder el palito de plástico y la máquina da vueltas a tu alrededor y luego una en la que tienes que apoyar la frente en un palito y te sujetan la cabeza con una especie de auriculares. Ésta última no me la habían hecho nunca, así que al principio ha sido un poco extraño.

Luego revisión de la boca con los espejos y demás. La ortodoncista me ha preguntado porque quiero ponerme la ortodoncia y le he dicho que tenía los incisivos torcidos y se me metía un montón la comida y que quería que me los pusiera derechos.

Luego todas las fotos de pie, de frente, de lado y mirando hacia el horizonte. Con la boca cerrada, la boca abierta y sonriendo a tope. Una vez hechas estas fotos hemos quedado en que tenemos que echar los incisivos laterales para atrás y “desretorcerlos”, los incisivos hay que echarlos para alante, que los dientes de arriba no me van a tapar tanto los dientes de abajo y que, cuando sonría, no se me van a ver tanto las encías superiores ( Tiere me llama enciotas).

Después las fotos de dentro de la boca. Ha sido lo peor de toda la consulta. Primero por los abrebocas que te abren los labios para ver mejor. Al principio, para las fotos de fuera de la boca, los he sujetado yo y ni tan mal…. Pero para hacer las fotos de dentro de la boca me han tumbado (si no tengo la cabeza un poco alta me mareo, así que doble mala sensación) y ha venido otra de las chicas para sujetar los abrebocas y me han metido un espejo que me rozaba en los carrillos… Joder… Lo he pasado fatal ahí…

Después de las fotos horribles me ha levantado la silla y mientas se me pasaba el mareo (se lo he dicho para que no se asustara) ha estado preparando la pasta de los moldes. Es una pasta viscosa que ponen en un molde de metal que te meten en la boca y lo sujetan un poquito hasta que se endurece la pasta. La ortodoncista me ha dicho que hay gente que lo pasa fatal en esta parte porque tienen el paladar blando más adelantado y les dan náuseas. Pero la verdad es que no ha sido tan horrible. Ha sido como meterme un trozo de plastelina en la boca, lo único que se ha puesto dura y ha habido que hacer un poco de fuerza para sacarla. Y la verdad es que no tenía mal sabor, así que sin problema. Lo único malo es que se me han quedado trozos pegados entre los dientes y algunos en la cara, que me ha limpiado la ortodoncista con una toallita y me he sentido como una niña pequeña.

La fecha de la próxima visita…. Todavía no tengo los horarios del trabajo, así que me han dado el 4 de febrero y se lo tengo que decir al jefe para que me lo de libre.

Cosas importantes en la próxima visita: me van a poner solamente una de las filas, me darán una lista de alimentos prohibidos, me enseñaran a cepillarse bien los dientes y un aparato que expulsa agua a presión en lugar del hilo dental (que no puedo usar porque estarán los hierros y no pasa), me darán el presupuesto final.

Ah! Si! Coste de la primera visita 101,25.

 

Mercado de San Ildefonso y La Croqueterie

No hay nada como pasar una tarde con La Rubia, pero de tanto andurrear por el centro nos dieron ganitas de cervezas y tapitas.
Como estábamos por el centro nos paramos en el Mercado de San Ildefonso.


Tarde de lluvia, así que no pudimos disfrutar de sus fantásticas terrazas. Aunque sólo he estado en ellas en veranito, así que no se si tienen lámparas de calor. Pero en verano tienen vaporizadores de agua que son geniales y dan fresquito.
Bueno, volviendo al lío… No es un mercado al uso, sino un punto de encuentro, un sitio para verse después del trabajo, para hacer una parada en un largo día de compras…
Tiene pequeños puestos especializados en diferentes alimentos y unas barras donde pedir la bebida. También tiene un montón de mesas altas y sillas de madera y barras en los ventanales. Si, hay unos ventanales maravillosos desde los que se ve la calle.
image

En esta visita nosotras nos decantamos por “La Croqueterie”. Una croqueta cuesta 1,50€ y una ración de 6 croquetas que puedes combinar, 8€.

image

No se si lo apreciáis en la foto, pero la bandejita de las croquetas tiene letras, que son la inicial del ingrediente principal de las croquetas. Nosotras cogimos 2 de langostinos, 2 de pollo y 2 de boletus. A La Rubia le chiflan las croquetas y se las comió encantada. Pero yo tengo un pequeño problema con ellas… Resulta que el sabor a bechamel como que no es mi favorito y sólo me gustan las croquetas de mi abuela (que falleció ya hace muchos años), las de mi suegra (que se parecen mucho a las que hacia mi abuela) y las de setas del Mercadona. Así que las probé las tres pero sólo me gustaron como para repetir las de boletus.

Ñam Ñam Ñam.

Página 10 de 12« Primera...3456789101112