Mis propósito para el 2018

Lunes 1 de Enero. 10 de la mañana. Levo más de tres horas despierta. Anoche no salimos y nos acostamos sobre las 2. Con 5 horas de sueño por la noche tengo suficiente para empezar el día, es lo que tiene mi nuevo turno de trabajo. He desayunado, he puesto una lavadora y un lavavajillas, he recogido lo tendido, he envuelto regalos que tenía pendientes, he empezado una serie nueva en Netflix, he puesto otra lavadora, he hecho el calendario de enero en el bullet journal, he “instagrameado”, me he hecho otro café y he sentido la necesidad de sentarme a escribir.

Llevo un par de días pensando en mis propósitos para el 2018. Pero propósitos de verdad, de esos que sabes que vas a cumplir o que, al menos, tienes intención de hacerlo. Este año no valen ni perder peso, ni ir al gimnasio, ni aprender inglés, ni arreglarme más. Así, tal cual, no me apetecen una mierda, pero le he estado dando vueltas y he construido mis propias versiones de los propósitos de todos los años y alguno más. Estos son:

  1. Comer mejor. Después de unos meses en los que me apetecía más un trozo de pizza que un plato de brócoli y una Navidad llena de excesos (que aún no ha acabado) he decidido que voy a intentar comer mejor. Más equilibrado y menos guarrerías. Esto no quiere decir que un de vez en cuando vayamos a pedir comida rápida en casa o salgamos a algún restaurante chulo en el que me apetezca probar toda la carta, pero no como norma todas las semanas. Y tampoco tener remordimientos por ello.
  2. Cuidarme más la piel. Es cierto que “cuando me pinto el ojo” me veo maravillosamente guapa, pero me da una pereza que me muero (sobre todo desmaquillarme) y no es que sea lo que mejor se me da en la vida. Últimamente estoy sintiendo la necesidad de limpiarme e hidratarme la piel a diario y voy a intentar seguir haciéndolo durante todo el 2018.
  3. Estar más activa físicamente. En las últimas semanas del año he mirado los gimnasios disponibles en el barrio con la intención de apuntarme, pero me he dado cuenta de que no es lo que realmente quiero. He echado la vista atrás para hacer un balance de todas las veces que he estado apuntada a uno a lo largo de mi vida y no ha sido positivo. A cambio, empezaré por utilizar menos el ascensor, ir a todos los sitios que pueda caminando, dar paseos por el centro como plan para una tarde libre,…
  4. Re-aprender a montar en bicicleta. Tengo un pequeño trauma con esto. Si, a mis treinta años aún no puedo decir que sepa montar en bici. De pequeña no lo conseguí y hace unos años, allá por Septiembre, me compré una bici y no iba mal la cosa, pero llegó el frío invierno y lo volví a dejar. Tengo intención, esta primavera, de poner a punto la bici y volverlo a intentar.
  5. Usar más el modo avión del móvil. He pensado que la técnica de La Rubia con el modo avión en el móvil es maravillosa. Ponerlo cuando esté con la gente que quiero para que no entre ni una sola notificación, correo, llamada o wasap, pero si poder usar su cámara para capturar sonrisas furtivas, rincones peculiares y platos ricos.
  6. No hacer nada que no me apetezca ni decir nada que no sienta. Hace tiempo que intento llevar esta actitud como bandera en mi día a día y quiero seguir haciéndolo en el 2018.
  7. Viajar más. El 2017 ha estado marcado, indudablemente, por el viaje a Tailandia con los “Seven Eleven”. Ha sido el viaje de mi vida. Hasta que llegue el próximo viajazo quiero disfrutar de pequeñas escapadas a conocer ciudades, aunque sea a la vuelta de la esquina. De momento la siguiente parada es Berlín (y quizás haya otra en Varsovia), así que este propósito no pinta mal…
  8. Usar más la cámara réflex. Siempre llevo encima el móvil y hago miles de fotos, pero a veces echo de menos la calidad que da la réflex. Quizás es el momento de plantearme quitarle el polvo a la cámara y sacarla a pasear.
  9. Ahorrar. Hacer una hucha gigante para cumplir objetivos a largo plazo (2019 y 2020 en mente ya, que le vamos a hacer).
  10. Seguir escribiendo. Sacar tiempo de debajo de las piedras para sentarme a escribir y publicar, al menos, una entrada a la semana, porque me encanta.

A lo largo del año os iré contando como van los propósitos. Espero que se me den mejor que los que publiqué para el 2015…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *