Las torrijas de la mama

image

No hay nada mejor para comer en Semana Santa que las torrijas y, si pueden ser de madre, mucho mejor.
El otro día desayuné con mi madre en Rodilla y ya tienen torrijas. Cogimos una, para ver que tal, pero nos quedamos un poco desilusionadas. Preguntamos a la chica que si eran de leche y no lo sabía, nos dijo que esperáramos a que volviera la compañera y nos lo dijera, pero la cogimos sin que hubiera vuelto. Y no, creemos que no son de leche. Nos dimos cuenta en el primer mordisquito porque no están blancas por dentro ni saben a leche. Nos pareció que estén hechas con almíbar de miel o de azúcar. Muy bien para los alérgicos o intolerantes a la lactosa, pero muy mal para el resto del mundo, porque no saben igual.
Total, que después de esta experiencia he estado detrás de mi madre un par de días para que me de su receta de las torrijas. Que no veáis lo que me ha costado que me lo escribiera en un papel y después traducir sus “es que yo lo hago a ojo”, “pues así como un poco”, “una pizquita”, “ya tu lo vas viendo”, etc, en medidas estándar para que os enteréis de qué le pone mi santa madre a las torrijas.
No se si serán las mejores del mundo, pero son las torrijas de mi infancia, que llevo comiendo toda la vida, así que para mi no hay otras iguales…

Ingredientes (todos del tiempo):

  • Un litro de leche
  • Azúcar
  • 1 Barra de pan
  • 4 huevos
  • Aceite
  • Canela

Preparación:

  1. Disuelve de 6 a 8 cucharadas soperas de azúcar en la leche y prueba de dulce por si necesitas echar más.
  2. Sumerge las rebanadas de pan en la leche mojándolas por los dos lados.
  3. Cuando ya no salgan burbujas, sácalas y déjalas escurrir en un plato.
  4. Bate los huevos en un plato y sumerge las rebanadas de pan en él.
  5. Fríe las rebanadas en el aceite caliente.
  6. Mezcla en un plato azúcar y canela. Reboza las rebanadas de pan en esta mezcla una vez fritas.

Recomendaciones:

  • Para las torrijas usa leche entera, supongo que vale cualquiera pero el sabor no será el mismo. Si lo hace así, por algo es.
  • Ahora usa azúcar moreno para todo, pero puedes usar cualquiera. De hecho, ella antes las hacia con azúcar blanco.
  • Desde hace unos años mi madre compra pan de torrijas del Mercadona, que viene con un toque de canela y limón. Antes de descubrir estas barras de pan, que ya vienen cortadas y todo, usaba pan de barra normal de dos días atrás, para que empapara bien la leche.
  • Que no salgan burbujas de la leche cuando empapas las rebanadas significa que el pan esta bien empapado por dentro.
  • No batas en el plato los cuatro huevos de golpe. Hazlo de dos en dos o conforme los vayas necesitando. Es mucho más sencillo si las haces en compañía.
  • Revisa la temperatura del aceite cuando lleves unas cuantas torrijas fritas para que no se quemen por fuera y se queden sin cocinar por dentro.
  • En casa no les hacemos almíbar, pero he encontrado esta receta muy sencilla. Ingredientes: 500 gr de azúcar. 500 ml de agua. 2 ramitas de canela. La cáscara de medio limón. Preparación: Cuece a fuego suave el azúcar con el agua, el limón y la canela, cuando tenga una textura de jarabe se deja enfriar. Cuando esté frío se echa a las torrijas y en un par de horas se podrían comer.
  • Lo más importante de todo es hacerlas con amor y disfrutarlas en compañía.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *