Hasta luego, Diamantito

Diamante

Este año y el anterior están siendo complicados laboralmente en cuanto a despedidas. Ya os conté que se fue Tinta, también se fueron La Jefa, Papá Pato,Gafis… Nos dejaron un poco huérfanos, la verdad…

Y ahora se va Diamantito y, personalmente, me dejan sin mi hermana

Aún recuerdo cuando llegué a la tienda y la vi por primera vez. Y aquella reunión en la que decidimos que pasara de ser una “puta weekend” a tener 40 horas. Y que gran decisión, joder! Se ha convertido en uno de los pesos fuertes de la tienda!

Tengo un montón de sentimientos encontrados, porque se va para bien, pero la voy a echar tanto de menos… El destino es genial, pero el tránsito hasta llegar a ese destino espero que no sea tan duro como todos pensamos.

Estoy segura de que lo va a hacer tan bien o mejor de lo que lo está haciendo ahora y que no va a tener ningún problema. Aunque, Diamantito, recuerda controlar tu mala hostia!!!

Voy a echar de menos los cafés del descanso, los pitis a la salida, las confidencias en cada rincón de la tienda, el pavo y el pollo del tuper, las risas, los abrazos, las lágrimas y los cabreos, las preocupaciones por como va todo y el no saber que está pasando.

He aprendido mucho de ti, sobre todo del saber estar, de superarse, de afrontar situaciones difíciles y seguir adelante, de la vida, y de todas esas cosas que te hacen una gran mujer.

Aún nos quedaban muchos días por pasar juntas, pero el destino ha decidido separarnos. Aunque sólo de momento.

Seguro que algún día se vuelven a juntar nuestros caminos y volveremos a trabajar juntas, codo con codo.

Que quiero Diamantito.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *