El poder de los olores

He estado trasteando en Internet un poco y he leído que las personas tenemos algo llamado memoria olfativa, con la que asociamos un olor a un recuerdo, una persona o un momento

Y yo llevo unos días que no paro de acordarme de mi abuela paterna y podría ser por un millón de cosas, porque la echo mucho de menos. Pero podría decirse que es por un detalle sin importancia pero que me evoca a mi infancia una y otra vez.

La semana pasada tuvimos que comprar “con urgencia” un gel de ducha que no solemos usar Tiere y yo en casa y ni siquiera me acordaba que era la marca que ella usaba en la suya.

Fue abrirlo y “zasca”, me vinieron a la memoria un montón de recuerdos… De cuando iba a verla los domingos y se acababan de bañar, de cuando vivimos en su casa porque estábamos de obra en la mía…

Hace más de 10 años que falleció y el recuerdo de ese olor sigue ahí… Y tengo una mezcla de sentimientos cuando me ducho con ese gel… Cierro los ojos y de repente estoy bañandome en su casa… Vuelvo a mi infancia durante unos segundos y es reconfortante… Pero cuando los vuelvo a abrir me doy cuenta de cómo ha cambiado todo desde que no está…

Y buscando y buscando he encontrado otros recuerdos que vienen por olores… El otro día entré en un ascensor y alguien había dejado el olor del mismo perfume que una compañera de trabajo, ya os hablé del olor a primavera en un post, el perfume de mi madre que llevaba el otro día una señora en la tienda, el olor a bizcocho de mi madre recién horneado el otro día en un Albergue, el perfume de mi primer novio…

Es increíble el poder de la memoria olfativa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *