Día 6. Reposo en Ponferrada…

Me he levantado con mis padres y he desayunado con ellos. Como ayer, ha sido difícil verlos marchar para hacer la siguiente etapa sin mi, pero con la diferencia de que no voy a pasar la tarde con ellos ni veré con mis propios ojos si realmente han llegado bien a destino…

El Camino es muy duro y se que les está costando, sobre todo a mi madre… Le duelen los dedos de los pies y no se queja… Y además hoy le ha salido una ampolla enorme en la planta del pie derecho.

Hoy tocaba Etapa 5. Ponferrada – Vilafranca del Bierzo. Me han dicho que han llegado bien y que la etapa de hoy era un poco más liviana, aunque los últimos kilómetros han sido un poco más complicados porque se les ha hecho un poco pesado.

He pasado el día en el hall del hotel. Todos los Hospitaleros de todos los turnos del Albergue Guiana casi me llaman por mi nombre… Dani, Ramiro, Ana, Aurora… Se están portando todos estupendamente conmigoMe dan hielo para ponerme después de la crema y taburetes para poner las piernas en alto, me han dicho que si necesitaba que me compraran algo… Incluso Ramiro me ha dicho que esta mañana ha visto a mis padres en el Camino (él ha ido a Villafranca en bici y ha vuelto en el día) y que les ha visto muy frescos y a buen ritmo. Me consuela que les haya visto bien. Si no fuera real no me habría dicho nada, no?

Entre ponerme la crema y el hielo, comer y cenar y hablar con otros Peregrinos se me ha pasado la mitad del día La otra mitad se me ha pasado leyendo… Elísabet Benavent de nuevo… Esta vez con Alba en su “Alguien que no soy”… Pero joder, es que me he leído el libro entero!!! Todas sus páginas del tirón, el mismo día… Estaba tan interesante que no he podido dejar de leer…

image

Ya mañana viene Tiere… Por fin… Me siento un poco sola y sigo bastante baja de ánimos…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *