Día 12. Palas de Rei – Vigo – Arzua (en coche)

Esta noche hemos dormido raro a pesar de tener una habitación para nosotros solos… Primero hacía calor, luego frío, luego llovió a mares y me desperté, luego calor otra vez…
Y no me he enterado cuando salieron mis padres esta mañana, con el consiguiente enfado… No me ha gustado que se fueran sin despedirse…

A las 7 nos hemos puesto en marcha, ducha y desayuno en el Albergue San Marcos. Todo muy rico por 4€ cada desayuno. Tiere ha tomado tostadas y yo croisant.

image              image

Nos hemos entretenido un poco en el desayuno porque había mucha gente y hemos salido media hora más tarde de lo previsto. Y además nos hemos llevado a Arzúa a un Peregrino que conocimos en Portomarín que no se encontraba bien. Le hemos dejado en su Albergue y hemos emprendido camino hacia Vigo. Hora y media de coche que no se ha hecho muy larga porque hemos disfrutado a tope del paisaje.

A las 10:30 ya estábamos en Vigo… La dirección que nos dio Papá Pato para encontrarnos con el nos ha llevado hasta aquí, la Ermida Da Nosa Señora Da Guía.

image
Hemos estado dando una vuelta por la zona y nos hemos encontrado con estas vistas tan espectaculares.

image

Papá Pato nos ha contado que en este alto hay un Cruceiro que usaban los marineros como guía para medir las distancias.

Hemos decidido que no merecía la pena a ir al centro de Vigo tan temprano y nos hemos ido a recorrer los alrededores.

La primera parada ha sido en la Praia de Bon.

image

El mar estaba un poco revuelto, pero ha sido genial.

image

image

Hemos estado dando un paseo y Papá Pato nos he explicado un montón de cosas de los animalitos y plantas que hemos ido encontrando en la misma playa: mejillones, anémonas, camarones,…

image       image

Cuando estábamos en plena investigación, Papá Pato nos ha dicho que teníamos que irnos porque venía un chaparrón. A los 10 segundos ha empezado a caer agua y hemos tenido que correr para refugiarnos en el chiringuito del socorrista para no ponernos como una sopa…

Han sido 5 minutos de lluvia intensa, pero luego ha vuelto a salir el sol y hemos aprovechado para coger el coche para hacer la siguiente visita.

La segunda da parada ha sido en la Praia de Lagos.

image

image

Os prometo que nunca había visto en directo una arena tan blanca y unas aguas tan cristalinas. Hemos tenido un momento de silencio sobrecogedor en el que nos hemos hablado a nosotros mismos mientras mirábamos al horizonte y ha sido un verdadero placer compartirlo con dos de los hombres más importantes de mi vida.

Ya se estaba haciendo un poco tarde y hemos decidido marchar para Vigo a tomarnos unas cervezas antes de comer. El sitio elegido ha sido la Panadería La Torta, en Chapela. Hemos pedido tres tercios de Estrella Galicia 1906 y nos han puesto de tapa empanada de atún y tortilla de patata. Y todo estaba buenísimo!!

No nos hemos entretenido mucho porque si llegábamos tarde a la reserva de la comida nos iban a echar la bronca (literalmente).

Papá Pato ya nos había avisado que el sitio donde íbamos parecía muy cutre pero se comía estupendamente. Y tenía razón, cuando hemos entrado al Restaurante Nisio pensé que no era posible que fuéramos a comer allí. La foto, de hecho, la he hecho cuando hemos salido porque al entrar estaba ensimismada con el sitio. El salón de abajo era mucho más arregladito, con las paredes azules y mesitas vestidas con manteles también azules. De camino a nuestra mesa hemos pasado por la puerta de la cocina, abierta, buena señal de que no hay nada que esconder en ella. Todo productos frescos de primera calidad… También hemos pasado por una especie de terraza con mesas en las que seguramente se cene estupendamente en verano… Como llovía hemos seguido hacia el salón, una pena…

image

Para comer hemos pedido pulpo a la gallega, calamares encebollados en su tinta con patatas fritas y fideos con almejas.
He de reconocer que el pulpo no es que me guste demasiado. La parte viscosa de alrededor me da un poquito de repelús. Pero este pulpo… Estaba espectacular!!!! Lo han pasado por la plancha después de cocerlo y la ajada con el toque de pimentón… Prprprpr… No tengo palabras para describirlo!!! Estaba buenísimo y no he podido parar de comer hasta que no nos lo hemos acabado…

image

Los calamares, así a primera vista tampoco es que me hayan ilusionado mucho… Ya sabéis que muchas veces comemos primero con los ojos y el color negro de la tinta no es que invite a devorar el plato. Pero después del primer bocado tampoco he podido parar… Madre mía!!! Que atracón!!!

image

Cuando han traído los fideos a la mesa todavía estaban haciendo “chup chup” y hemos tenido que dejarlos reposar unos minutos. Menos mal que hemos tenido un poco de tiempo para reposar también los entrantes en el estómago porque iba a reventar!!!

El primer bocado de los fideos ha sido una explosión de sabor a mar en la boca. De verdad que hacía tiempo que no comía algo tan bueno y tan casero. Nos han dicho que cuanto más tiempo reposa mejor sabe y lo hemos podido comprobar la segunda vez que nos hemos servido. El sabor se había multiplicado por 1000!!!

image

Ya os he comentado otras veces que tengo estómago de postre. Y aunque esta vez estaba ya bastante repleto hemos pedido helado de nata con tofe, flan de café y flan de queso, todo para compartir. Y madre mía!!! Todo casero!!! No me puedo quedar con ninguno porque los tres estaban buenísimos, de verdad…

image

image

image

Hemos salido rodando de la comida, así que hemos ido a dar un paseo a la playa para intentar bajarla. Otra vez arena blanca y agua cristalina… Que delicia…

image

Nos hemos parado a tomar café en la terraza interior del Bar Camaleón, mirando a las Islas Cíes.

image    image

Ya era un poco tarde y teníamos pensado volvernos para Arzua, pero durante el café estuvimos hablando de la zona de compras de Vigo y Papá Pato nos habló de una tienda de camisetas muy chula. Así que decidimos retrasar un poco la vuelta para ir a echar un vistazo a ver si veíamos algo que traernos de vuelta a casa.

La tienda en cuestión se llama Rei Zentolo y está en la Rúa Príncipe. Al final no compramos nada para nosotros pero elegimos un body para Garbancita y una camiseta para Gatito.

Ya no quisimos alargar más nuestra visita a Vigo porque estábamos algo cansados del madrugón y aún nos quedaba hora y media de viaje hasta Arzua. Así que dejamos a Papá Pato en casa, no sin antes darle un abrazo de esos que dan las gracias por un día estupendo.

El GPS nos ha dicho que si íbamos por la carretera de pagar peajes tardábamos hora y media. Pero si íbamos por la de no pagar tardábamos 2 horas y era un camino diferente al de ida, así que hemos decidido coger la carretera de no peajes por si veíamos algo bonito y para ahorrarnos unos euritos. Pero al final el camino de vuelta se nos ha hecho eterno, un poco por el cansancio, un poco porque era carretera nacional y otro poco porque teníamos ganas de llegar al Albergue, ver a mis padres y que nos contarán que tal la etapa de hoy.

Cuando hemos llegado a Arzua estaban de cañas, así que nos hemos unido a ellos y hemos tardado un buen rato en llegar al Albergue de Selmo.

Es un Albergue bastante peculiar… Es una especie de barracón forrado de madera con “habitaciones” de cuatro o dos literas divididas por cortinas. Mejor os lo enseño…

image    image

Los lavabos muy chulos, una pieza entera de piedra en la que el agua se va por la parte de la pared. Y al otro lado lavadoras y secadoras industriales.

image

He tenido un momento muy gracioso en la ducha cuando hemos llegado en el que me he visto morir a mi misma…  Os lo explico… Resulta que las duchas son comunes, de esas en las que en un cuadrado grande de azulejo hay cuatro duchas juntas, como las típicas de las películas americanas. A la hora a la que me he metido en la ducha estaban ya todos los Peregrinos reunidos después de la cena y preparando las cosas para el día siguiente, así que no había absolutamente nadie en los baños. Mucho mejor para mí… Pero de repente se me han cruzado por la cabeza las imágenes de muertes horribles de las típicas películas americanas de instituto en las que la chica popular muere en la ducha a manos de una compañera de clase… Vale, ahora que os lo cuento no suena tan gracioso, pero en el momento me ha hecho sonreír…

Un rato de charla mientras mis padres cenaban el tuper que nos hemos traído de fideos con almejas de la comida (no hemos sido capaces de acabar con todo y ni siquiera hemos cenado) y a preparar las cosas para mañana.

Para ellos penúltima etapa: Arzua – Pedrouzo…

Nosotros todavía no hemos decidido que vamos a hacer…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *