Día 11. Portomarin – Palas de Rei (en coche)

Cuando nos hemos despertado esta mañana a las 6:30 no llovía, pero al final hemos tenido uno de esos días a los que yo, con mucho amor,  llamo “DÍAS DE MIERDA “.
Lo peor no ha sido la lluvia y que el día de turisteo haya sido un poco más suave, sino la preocupación por que mis padres caminaran bajo ella. Ya, si, lo sé… Ya son mayorcitos y saben ponerse el chubasquero y tener cuidado de donde ponen los pies… Pero aún así, yo me preocupo…

Tiere y yo nos levantamos de la cama algo antes de las 8, ducha, recoger los trastos y buscar un sitio donde desayunar… La verdad es que nos hemos roto poco la cabeza, hemos ido al Bar Perez, donde comimos ayer. Buen trato y poder ir caminando nos han llevado a ello. Y el desayuno también está muy bien: tostadas, zumo natural y café por 4,20€. Al salir ha empezado a chispear y ya no ha dejado de llover hasta bien entrada la mañana.

Hoy nos hospedamos en el Albergue San Marcos. Está de paso en el camino y hemos visto un montón de peregrinos conocidos. Justo al lado está la Iglesia Románica de San Tirso, que tampoco es tan bonita como otras que hemos visto pero que es muy acogedora.

No hemos podido entrar en la habitación porque la estaban limpiando y como no ha parado de llover nos hemos quedado en el hall, en el sofá de la entrada haciendo tiempo y viendo unos vídeos de un juego para la Play que me ha recomendado Tábata esta mañana… Uncharted 4… Tiene muy buena pinta, es de historia y no he visto que haya que matar a cascoporro…

También he hablado por teléfono con Papá Pato, está pasando sus vacaciones en Vigo y mañana vamos a acercarnos a verle porque mis padres mañana tienen casi 29km de ruta, para que vayan tranquilos y no tengan la presión de que tienen que llegar para estar con nosotros. Que se lo tomen con toda la tranquilidad que quieran…

Hacía frío, así que hemos ido a tomarnos un café al Bar de la esquina de abajo… Nos ha venido bien calentarnos el cuerpo un poquito y además hacer tiempo a que nos dieran la habitación.

Sobre la 1 ya hemos subido a la habitación. Nos han dado una de la buhardilla. Cuatro camas normales. Genial!

image

Nos han dado las sábanas y hemos hecho las camas antes de que llegaran mis padres. Lo que más me ha gustado las mantas, tan calentitas…

Hemos preguntado por un sitio para comer y nos han mandado al Meson A Forxa. Y hemos dado en el clavo… Toda la comida riquísima. Yo he comido: ensalada A Forxa, lomo adobado y arroz con leche. Y el flan de queso casero también estaba buenísimo. Y el pan una auténtica pasada…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Una de las peculiaridades del restaurante, que seguramente nos encontremos de aquí en adelante en más sitios, son las monedas en los recovecos de las paredes… Os lo enseño, que es mucho más visual…

 

image

Después de comer ha empezado a llover y nos hemos vuelto al Albergue. Un poco de siesta y cuando nos hemos despertado no llovía, así que hemos salido rápido a la calle y… nos hemos tenido que refugiar bajo un techo porque ha empezado a llover como si se fuera a acabar el mundo!!!!

image                image

Cuando ha parado de llover un poco nos hemos vuelto a meter en el Albergue y hemos estado mirando la decoración de la cocina… Es una pasada… Hemos estado mirando nuestras paradas, viendo las que hemos dejado atrás, las que no hemos hecho…

image

Hemos hecho otra intentona a dar un paseo… Pero hoy ha sido día de lluvia… Así que hemos bajado al Bar Castro (el de la esquina) a tomar un café calentito. Nos han dicho unos peregrinos que también tienen Albergue (Albergue Castro) y que está muy bien. Ha dejado de llover un poco y hemos salido todo lo rápido que hemos podido en dirección al supermercado porque había que comprar la cena… Esta noche bocadillo )de bacón con queso y tomate) y aguacate con sal y limón.

Una de las cosas que he descubierto en el Albergue es que existen latas de Estrella Galicia… Hasta ahora solo la había bebido en cristal…

image

Al salir a la calle a fumar el cigarro de después de cenar (si, lo sé, tengo que dejarlo) la caprichosa climatología nos deleitó con un cielo azul cubierto de alguna nubecilla blanca… Después de todo el día lloviendo a mares nos dio un montón de rabia… Pero ha sido una bonita manera de nuestro DÍA DE MIERDA de darnos las buenas noches…

image

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *