Cumpleamis’16

Tengo la suerte (o no) que las tres Amis cumplen los años en Octubre y normalmente nos hacemos regalitos cumpleañeros. Ya sabéis, por aquello de que el cumpleaños es el único día en el año que es solamente tuyo. Aunque en este caso no es del todo así, porque La Rubia y Tátaba comparten día y año y, si me apuras, hospital, paritorio, matrona, enfermeras, planta y habitación. De ahí que luzcan con tanto orgullo que son “gemels”.

Bromas aparte, para mi los cumpleaños siempre me han parecido muy importantes. A pesar de siempre haber odiado que me tiraran una y otra vez de las orejas en mi tierna infancia (se me ponían rojas como tomates) y aún rozando la treintena no se que hacer mientras me cantan el Cumpleaños Feliz y soplo las velas.

Los primeros años acordaba con cada dos los regalos de la otra y a verdad es que era un lío. Un año decidí que era mucho más sencillo pedirles el dinerito y encargarme yo de todo. Y desde entonces así lo hago…

Este año no me he podido resistir a hacerles sus propios avatares de Playmobil, para que cuando quedemos las cuatro podamos hacer fotos chulas. Volvimos a Hola Caracola (ya os hablé de la tienda en este post) a por todo lo que necesitábamos. Para que los avatares fueran exactos tendríamos que hablar con Playmobil porque necesitamos melenas morenas rizadas largas y no las fabrican o, al menos, yo no las he encontrado en ningún sitio..

También ha caído un colgante (que  finalmente ha sido convertido en pulsera) en forma de dopamina. Elegí este neurotransmisor porque, así, resumiendo y a grandes rasgos, es el encargado de la felicidad.

Por último iba a hacer unos vales, pero trasteando por internet encontré este post de Mia Mandarina, era exactamente lo que estaba en mi cabeza así que no me lo pensé dos veces y me lancé a descargarlo, imprimirlo y personalizarlo en sus “términos y condiciones”.

img-20161030-wa0018.jpg

No tenía bolsitas de regalo para meterlo todo, pero sí un montón de rollos de papel de regalo por casa, así que me lié la manta a la cabeza y le pregunté al Señor Google como se hace. También les puse las iniciales de los nombres con sellos y un poco de cinta azul. Todo muy DIY… Y así quedaron los regalitos…

img-20161030-wa0016.jpg

No hay nada tan guay como hacer regalos y ver la cara de ilusión de la gente cuando los abren… Tengo 365 días para pensar regalos guays para el año que viene…

Ah! La tarde acabó entre cafés, risas, refrescos, anécdotas… Como siempre… Tenía tantas ganas de verlas… Los putos planetas deberían alinearse más a menudo…

img-20161103-wa0001.jpg

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *