Un poquito de Grecia en casa

image

El martes fui a Lidl y me encontré con una promoción de productos griegos. La verdad es que la había visto en el catálogo, pero no lo recordaba.

Estuve dando una vuelta y al final me traje la bolsa llena de cosas ricas. Os cuento…

Cuatro cervezas Mythos (las que os enseñé en la entrada del restaurante griego de tribunal Mythos), un tarrito de Tsatsiki (en el tarrito pone Tzatziki), un yogur con higo, un yogur con naranja y melocotón, patatas fritas con orégano, daditos de queso feta con hierbas y dos planchas de queso feta. Todo esto por 10.84, incluida la bolsa, que como no iba a comprar nada me fui sin ella.

Llegué a casa con la bolsa llena de cosas ricas y ganas de cocinar, y mira que hace tiempo que no lo hago porque es la tarea principal hogareña de Tiere. También había pasado por Mercadona a por una berenjena, dos mandarinas (aunque yo quería naranjas) y pan de pita, porque el menú de la cena se me ocurrió después de salir de Lidl. Tiere ya estaba en casa, así que le conté el plan: Tsatsiki, daditos de queso y paratas con orégano con una cervecita para abrir el apetito; queso feta con verduras al horno de entrante; rollitos de berenjena y bacon de segundo y yogur griego con frutas de postre.

Se le iluminó la cara y nos pusimos manos a la obra. Yo elegí cocinar el queso feta y Tiere las berenjenas.

Empezamos con las berenjenas…

En una sartén pochamos una cebolla cortada en trozos pequeños con un chorrito de aceite. Cuando estuvo pochada pusimos unas lonchas de bacon cortadas en tiras. Cuando el bacon estuvo hecho, le echamos ajo en polvo, tomillo, romero, pimienta y el zumo de una mandarina. Lo dejamos unos minutos al fuego y lo reservamos para después.

image

Mientras hicimos este, pusimos agua a calentar en una olla y sumergimos la berenjena cortada por la mitad para que se cociera. Cuando se cocinó, la sacamos, la enfriamos con agua y vaciamos la piel. Cortamos en trozos enlinterior y lo agregamos a la sartén con un puñado de aceitunas negras sin hueso cortadas en láminas y media placa de queso feta y lo pusimos al fuego un par de minutos.

image

Probamos de sal y especias, pero estaba perfecto y no tuvimos que rectificar. Encendimos el horno para que se calentara y pusimos en una bandeja de crista las pieles de la berenjena y las rellenamos con la mezcla de la sartén.

image

Pusimos por encima un poco de queso mozzarella y unas rodajas de mandarina y lo metimos en el horno.

image

Si, os he dicho que yo quería hacer rollitos de berenjena envueltos en bacon. Lo que pasa que Tiere en la cocina es muy suyo e hizo con las berenjenas lo que le dio la gana. Vamos, que cuando me quise dar cuenta estaba metiendo  las berenjenas rellenas en el horno para que se fundiera el queso… jajaja…

Mientras tanto, yo estaba cortando la verdura para el queso feta en trozos muy pequeñitos. Los tenía que poner a modo de “cama” en una bandeja de cristal con papel aluminio para hacer una especie de papillote. Corté medio pimiento verde, medio pimiento rojo y una cebolla.

image

Luego coloqué encima la otra placa de queso feta y alrededor lo que no había puesto Tiere dentro de la berenjena pero que ya lo había cortado.

image

Lo aderecé con tomillo, ajo en polvo, romero, pimienta negra y un chorrito de aceite.

image

Cerré el papel aluminio como para hacer papillote y al horno.

Mientras estaba todo en el horno preparamos la mesa: Satsiki, cervezas frías (las metí  en el congelador nada más llegar), pan de pita calentito, patatas con orégano y daditos de queso feta.

image

image

image

Sacamos las berenjenas del horno y os prometo que aunque no tengan muy buena pinta estaban buenísimas.

image

Y el queso feta nos dio un poco la ata porque no quería coger la textura cremosa que nosotros queríamos así que terminamos abriendo el papillote para que le diera el calor del horno directamente. No salió desmenuzado del horno, es que no me dio tiempo a hacerle la foto antes de que Tiere le hincara el diente…

image

El postre… Yogur con melocotón y naranja (el de la derecha) y yogur con higos (el de la izquierda). Yo pensé que me iba a gustar más el de melocotón y naranja pero me gustó más el otro. Es que se nota demasiado la naranja y el final era un poco amargo, no se, raro…

image

He de decir que nos pasamos un poco, nos tuvimos que ir a la cama rodando, pero estaba todo tan rico…

He buscado en Internet cuando se acaba la campaña de los productos griegos y no he sido capaz de encontrarlo, así que si os interesa algún producto ir lo antes posible a ver si queda algo.

Cous-cous con verduras, setas y calamares

Solo hay una receta que se me da mejor a mi que a Tiere: el cous-cous. Hoy estamos los dos en casa y le he relevado de su tarea de cocinar. Hace tiempo que no lo comemos, así que el otro día cuando hicimos el menú semanal compramos todos los ingredientes necesarios.

Ingredientes:

  • Un pimiento rojo.
  • Un pimiento verde.
  • Una cebolla.
  • Medio calabacín.
  • Un puñado de calamares.
  • Un puñado de setas o champiñones.
  • Un vaso de cous-cous.
  • Un vaso de agua caliente.
  • Aceite.
  • Sal.
  • Mantequilla.
  • Especias (pimienta y tomillo).

image

preparación:

  • Corta las verduras.image
  • Pon las verduras en una sartén a fuego fuerte con un poco de aceite y sal hasta que se pochen, removiendo casi constantemente.image
  • Prepara para después en un bol la cantidad de calamares y setas que quieras añadir.image
  • Cuando las verduras estén hechas añade los calamares, las setas y las especias (tomillo y pimienta).image
  • Cocina los calamares y las setas.image
  • Cuando esté hecho mete un vaso de agua en el microondas un minuto y vierte el cous-cous en la sartén.image
  • Remueve bien el cous-cous con el resto de los ingredientes para que se dore un poco.image
  • Echa el agua que has calentado en el microondas y remueve bien.image
  • Deja que se evapore todo el agua, prueba de sal y especias y rectifica si es necesario.image
  • Retira del fuego, pon tres nueces de mantequilla y tapa.image
  • Pasados unos minutos remueve bien y sirve.image

Recomendaciones:

  • Corta las verduras en trozos muy pequeños. El sabor y la presencia final de la receta no tienen nada que ver.
  • Usa una sartén grande.
  • Ten paciencia con la verdura. Tarda bastante en cocinarse adecuadamente. Aunque al principio veas mucha cantidad de verdura, al cocinarse reduce, así que no te preocupes.
  • Como compramos calamares congelados, he tenido que descongelarlos en agua caliente para cortarlos en trozos pequeños porque la ultima experiencia con calamares después de tener los brackets y los topes no ha sido nada agradable. Si puedes usar frescos, mucho mejor.
  • Si usas setas frescas quedará mucho mejor la receta. Pero esta bolsa de setas variadas del Mercadona le da un toque genial.
  • En cuanto a las cantidades de cous-cous y agua podéis verlo en la foto de los ingredientes. De cous-cous pongo un vaso menos un dedo para dos personas. La cantidad de agua varía dependiendo del cous-cous. En todos los sitios que yo he mirado pone que tienes que echar la misma cantidad de agua caliente que de cous-cous, pero a mi me gusta más como se queda echando un poco menos, como medio dedo.
  • Cuando empieza a evaporarse el agua hay que tener cuidado de que el cous-cous no se pegue mucho a la sartén removiendo constantemente. Puedes dejarlo un poco al final para que se quede a parte de abajo un poco tostadita, que también está muy rico, pero solo al final.
  • Echando las tres nueces de mantequilla queda mucho más suelto y con un toque diferente. El tiempo que dejo para que se derrita la mantequilla es el que tardo en poner la mesa y recoger las dos últimas cosas que queden por medio en la cocina.
  • Se puede hacer una versión vegetariana eliminando los calamares de los ingredientes. Y también queda muy rico. Hace un tiempo invité a Cucuruchito a comer y le encantó.

Las torrijas de la mama

image

No hay nada mejor para comer en Semana Santa que las torrijas y, si pueden ser de madre, mucho mejor.
El otro día desayuné con mi madre en Rodilla y ya tienen torrijas. Cogimos una, para ver que tal, pero nos quedamos un poco desilusionadas. Preguntamos a la chica que si eran de leche y no lo sabía, nos dijo que esperáramos a que volviera la compañera y nos lo dijera, pero la cogimos sin que hubiera vuelto. Y no, creemos que no son de leche. Nos dimos cuenta en el primer mordisquito porque no están blancas por dentro ni saben a leche. Nos pareció que estén hechas con almíbar de miel o de azúcar. Muy bien para los alérgicos o intolerantes a la lactosa, pero muy mal para el resto del mundo, porque no saben igual.
Total, que después de esta experiencia he estado detrás de mi madre un par de días para que me de su receta de las torrijas. Que no veáis lo que me ha costado que me lo escribiera en un papel y después traducir sus “es que yo lo hago a ojo”, “pues así como un poco”, “una pizquita”, “ya tu lo vas viendo”, etc, en medidas estándar para que os enteréis de qué le pone mi santa madre a las torrijas.
No se si serán las mejores del mundo, pero son las torrijas de mi infancia, que llevo comiendo toda la vida, así que para mi no hay otras iguales…

Ingredientes (todos del tiempo):

  • Un litro de leche
  • Azúcar
  • 1 Barra de pan
  • 4 huevos
  • Aceite
  • Canela

Preparación:

  1. Disuelve de 6 a 8 cucharadas soperas de azúcar en la leche y prueba de dulce por si necesitas echar más.
  2. Sumerge las rebanadas de pan en la leche mojándolas por los dos lados.
  3. Cuando ya no salgan burbujas, sácalas y déjalas escurrir en un plato.
  4. Bate los huevos en un plato y sumerge las rebanadas de pan en él.
  5. Fríe las rebanadas en el aceite caliente.
  6. Mezcla en un plato azúcar y canela. Reboza las rebanadas de pan en esta mezcla una vez fritas.

Recomendaciones:

  • Para las torrijas usa leche entera, supongo que vale cualquiera pero el sabor no será el mismo. Si lo hace así, por algo es.
  • Ahora usa azúcar moreno para todo, pero puedes usar cualquiera. De hecho, ella antes las hacia con azúcar blanco.
  • Desde hace unos años mi madre compra pan de torrijas del Mercadona, que viene con un toque de canela y limón. Antes de descubrir estas barras de pan, que ya vienen cortadas y todo, usaba pan de barra normal de dos días atrás, para que empapara bien la leche.
  • Que no salgan burbujas de la leche cuando empapas las rebanadas significa que el pan esta bien empapado por dentro.
  • No batas en el plato los cuatro huevos de golpe. Hazlo de dos en dos o conforme los vayas necesitando. Es mucho más sencillo si las haces en compañía.
  • Revisa la temperatura del aceite cuando lleves unas cuantas torrijas fritas para que no se quemen por fuera y se queden sin cocinar por dentro.
  • En casa no les hacemos almíbar, pero he encontrado esta receta muy sencilla. Ingredientes: 500 gr de azúcar. 500 ml de agua. 2 ramitas de canela. La cáscara de medio limón. Preparación: Cuece a fuego suave el azúcar con el agua, el limón y la canela, cuando tenga una textura de jarabe se deja enfriar. Cuando esté frío se echa a las torrijas y en un par de horas se podrían comer.
  • Lo más importante de todo es hacerlas con amor y disfrutarlas en compañía.

Empanada de espinacas

Ésta receta es una versión de una cesta de hojaldre que hice con mi madre hace como unos cuatro años que encontramos en una revista de nuestra peluquería habitual.
Un día perdimos la hoja y recordábamos sólo algunas cosas. Con otras que hemos considerado que le vendrían bien a la receta y mucho amor hemos “creado” está empanada verde que es la estrella de todas las fiestas.

Ingredientes:

  • Masa de hojaldre.
  • Una bolsa de espinacas congeladas.
  • Un bote de queso feta.
  • Dos cebollas.
  • Piñones.
  • Pasas.
  • Un huevo.
  • Sal, aceite y pimienta.

 

Preparación:

  1. Corta las cebollas en trocitos pequeños y dóralas en una sartén con un chorrito de aceite y una pizca de sal.
  2. Cuando la cebolla esté dorada incorpora a la sartén la bolsa de espinacas congeladas y rehoga hasta que estén casi cocinadas.
  3. Cuando les falte un poco a las espinacas incorpora el queso feta, los piñones y las pasas y rehoga para que se cocine todo junto.
  4. Prueba de sal, echa pimienta y vuelve a probar hasta que esté a tu gusto.
  5. Enciende el horno a 180°C.
  6. Extiende las masas de hojaldre sobre el papel de horno en el que vienen envueltas y pásales un rodillo para hacerlas un poco más grandes y finas.
  7. Pon la mezcla sobre una de las masas y extiéndela bien.
  8. Pon la otra masa encima y cierra los bordes con un tenedor o doblando el filo para dentro y cerrándola bien con los dedos.
  9. Pincha la masa de arriba con un tenedor y pintala con un huevo batido.
  10. Mete la empanada en el horno ya caliente unos 20 minutos.
  11. Disfrútala!!!

Tarta de queso, la mejor hasta el momento…

Me encantan los postres, soy súper golosa. De hecho, en casa tenemos la coña de que tengo estómago de postre, separado el otro, porque siempre hay sitio para un dulce después de comer.

Pero la tarta de queso… Prprpr… Me pierde. Es mi postre favorito y la pruebo allá donde vaya o cada receta que cae en mis manos…
Ésta es la última receta que hemos hecho en casa y, de momento, va ganando en el ranking de las mejores tartas de queso del mundo. Aunque ojo! Hay que comérsela de poco en poco, que sino empalaga…

Ingredientes:

– Para la base:

  • 350g de galletas de chocolate (nosotros usamos oceanics… Oh!Oh!Oceanics! Que fácil es cantar en inglés!!!).
  • 170g de mantequilla.
  • 50g de azúcar.
  • Pizca de sal.

– Para el relleno:

  • 600g de queso crema que no sea light.
  • 200g de azúcar.
  • 250ml de nata para montar.

– Para la salsa de chocolate:

  • 120g de chocolate de repostería para fundir.
  • 120g de nata para montar.

Preparación:

  1. Pon un poco de mantequilla en la base y las paredes de un molde.
  2. Tritura las galletas hasta que se queden como si fuera polvo de galletas.
  3. Funde la mantequilla en el microondas y mezclala con el polvo de galletas, el azúcar y la sal.
  4. Pon esta mezcla en la base del molde y también en las paredes y metelo en el frigorífico.
  5. Pon la nata a calentar en un cazo. Cuando hierva lo retiras del fuego, le echas el chocolate hecho trocitos y lo remueves bien hasta conseguir la salsa de chocolate, que echarás sobre las galletas y volverás a meter el molde en el frigorífico.
  6. Bate todo el queso crema con unas varillas hasta que haya perdido la textura compacta en la que viene en el paquete. Con un par de minutos es suficiente.
  7. Echa el azúcar al queso y sigue batiendo.
  8. En otro recipiente semimonta la nata. Para ello tiene que estar muy fría.
  9. Ahora tienes que mezclar la nata con el queso, pero hazlo con movimientos de fuera a adentro y con suavidad, para que quede esponjoso.
  10. Cuando la mezcla sea totalmente homogénea viértela en el molde que tienes el en frigorífico, alisa la superficie con una cuchara o una lengua (de las de cocina, eh?).
  11. Ahora es el momento de la decoración. Utiliza tu imaginación!!!
  12. Una vez decorada metela al frigorífico de nuevo un día entero antes de comerla o al congelador una hora. Si la congelas sacala un ratito antes de consumirla.

Recomendaciones:

  • Como os he comentado en otro post, yo suelo usar molde de silicona, pero la última vez que hice este postre tuve que hacerlo también en una bandeja de cristal porque mi molde es bajito y no cabía toda la mezcla.
  • Para triturar las galletas he usado uno de los accesorios de la batidora. Cuando aún no lo tenía me pegaba con los paquetes de galletas. Los metía dentro de una bolsa de plástico y les atizaba con el rodillo, con el mortero, con una botella… Cualquier cosas que las hiciera polvo.
  • Para la decoración puedes usar frutas, puede reservar un poco de la salsa de chocolate para hacer dibujos, poner chuches pequeñas por encima, cubrir la crema de queso con mermeladas de todo tipo…. Deja volar la imaginación!!!

Trenza de chocolate con almendras

Esta semana estoy trabajando de noche y la verdad es que está siendo una puta locura. La tienda está destrozada y tenemos que darle la vuelta entera para que nuestros señores clientes se la encuentren a las 10 de la mañana como los chorros del oro.
La verdad es que las chicas se están pegando un currazo, anoche más que nunca. De hecho, cuando cerramos la tienda y vi como estaba el tema pensé que no acabábamos ni de coña. Pero la acabamos. Así que hoy cuando me he levantado me he ido al Mercadona a comprar los ingredientes de la trenza de chocolate, que esta noche, a la comida del descanso, invito yo!!!
Es la primera vez que la hago, de hecho, no tengo ni la receta. El otro día dándole una vuelta a facebook vi el vídeo y dije…. Ummmm…. Que bueno…. Pero no guardé la publicación ni me acuerdo de la página ni nada. Así que he inventado un poco.
Es la receta más fácil del mundo, incluso más que la de las palmeritas… Allá vamos!!!

Ingredientes:

  • Masa de hojaldre.
  • Tableta de chocolate (yo he cogido de almendras).
  • Huevo.

image

Preparación:

  1. Enciende el horno a 180°C.
  2. Extiende la masa de hojaldre sobre la hoja de horno en la que viene envuelta, coloca la tableta de chocolate encima dejando un centímetro por arriba y corta el sobrante dejando otro centímetro por abajo.
  3. Haz cortes inclinados en la masa con un cuchillo o con el cortapizzas de un centímetro y medio aproximadamente (yo me he guiado por el tamaño de las onzas).
  4. Dobla la parte de arriba de la masa y luego ve cruzando cada una de las tiras de los lados alternativamente.
  5. Cuando te queden un par de tiras a cada lado, dobla para parte de abajo y continúa con las tiras hasta cerrar totalmente la trenza.
  6. Bate un huevo y pinta la trenza con él.
  7. Mete la trenza en el horno ya caliente a media altura 20 minutos a 180°C.

Os dejo las fotos todas seguidas porque no he sido capaz de intercalarlas con los pasos de la preparación (tendré que preguntarle a Tiere para la próxima vez).

image

image

image

image

image

image

Recomendaciones:

  • Con la masa que has cortado puedes hacer palmeritas, conos, croisants de mantequilla…

 

Bizcocho de zanahorias

zanahorias

Es uno de los mejores bizcochos que he hecho, y mira que pruebo y repruebo recetas y recetas y voy cambiando, quitando o añadiendo ingredientes según me va pareciendo.
Además, también es el favorito de Tiere y le he pasado la receta a nuestras madres para cuando se le antoja al niño comerlo y no tenemos tiempo para hacerlo…

Ingredientes:

– Para el bizcocho:
• 250g de azúcar.
• La piel de una naranja.
• 400g de zanahorias de rabito peladas.
• 5 huevos.
• 200g de aceite de oliva.
• 250g de harina.
• 2 cucharaditas rasas de bicarbonato.
• 2 cucharaditas rasas de levadura.
• 1 cucharadita y media de canela molida.
• Media cucharadita de nuez moscada molida.
• Una pizca de sal.
• 100g de nueces.
– Para la cobertura:
• 50g de azúcar glas.
• 125g de chocolate blanco.
• 50g de mantequilla.
• 300g de queso crema (tipo Philadelphia)
• 30g de zumo de naranja.

Elaboración:

  1. Lavamos la naranja frotando bien la piel y la rallamos con un rallador fino. Reservamos.
  2. Pelamos las zanahorias con un rallador de agujeros gruesos. Reservamos.
  3. Mezclamos en un bol la harina, la levadura, el bicarbonato, la canela, la nuez moscada y la sal. Reservamos.
  4. Ponemos en un bol amplio los huevos, el azúcar y el aceite y mezclamos con las varillas sin batir demasiado.
  5. Añadimos las zanahorias ralladas y la ralladura de naranja. Mezclamos bien.
  6. Incorporamos la mezcla de los ingredientes secos y las nueces y mezclamos con movimientos envolventes hasta conseguir una masa homogénea.
  7. Forramos un molde con papel vegetal o lo engrasamos con mantequilla y harina. Vertemos la mezcla dentro. Horneamos 35 minutos a 175°. Dejamos enfriar.
  8. Derretimos el chocolate blanco con la mantequilla en el microondas. Batimos con el azúcar glas, el zumo de naranja y el queso crema.

Recomendaciones:

– Usamos zanahorias de rabito porque son más dulces y aportan un toque especial al bizcocho. Si no tienes o haces especialmente este bizcocho con zanahorias normales porque se te van a estropear, adelante.

Receta: los mejillones del primo Zacarías

mejilloneszacarias

Hace un tiempo fuimos a comer a casa del primo Zacarías y, de aperitivo, nos puso unos mejillones riquísimos y muy fáciles de hacer.
A partir de entonces en casa de mi madre los hacemos siempre por Navidad.

Ingredientes:

– 1kg de mejillones.
– Pimentón dulce.
– Laurel.
– Perejil.
– Dos ajos.
– Aceite.
– Sal.

Preparación:

  1. Limpia muy bien los mejillones. En casa lo hacemos primero con el cuchillo y quitamos también los “pelillos” con los que el mejillón se agarra a la cuerda o roca donde crece. Luego le pasamos un nanas o un estropajo verde para dejarlo limpito.
  2. Llenamos un vaso con un tercio de agua y en él disolvemos media cucharada de pimentón dulce
  3. Echamos los mejillones en una olla ancha con media cucharada de sal, una hoja de laurel, perejil (una rama si es fresco y media cucharadita si es picado), dos ajos enteros pelados y la mezcla del pimentón con el agua.
  4. Tapamos la olla y lo movemos.
  5. Echamos aceite como para una ensalada,  lo volvemos a mover y lo ponemos al fuego.
    6. A los 10 minutos lo movemos de nuevo y lo dejamos cocer.
  6. Pasados 20 minutos miramos si los mejillones están naranjas. Si es así, ya están listos! Sino, hay que moverlos de nuevo y dejar que cuezan otro poco.

PD1 Al terminar de escribir el post me he dado cuenta de lo difícil que es traducir las recetas que no están escritas sino que pasan de boca en boca. He considerado que “dos pellizquitos de sal” equivalen a media cucharada, que “así como un par de dedos de agua” es un tercio de un vaso, que “cuando tu veas que están hechos” es cuando los mejillones estén naranjas, etc.
PD2. También podéis ponerle pimentón picante en lugar de dulce o un par de guindillas. Nosotras lo hemos probado algunas veces, pero la receta original siempre nos ha parecido la más rica.
PD3. Disfrutad la receta con una barra de pan!!!

Página 1 de 11