Día 12. Palas de Rei – Vigo – Arzua (en coche)

Esta noche hemos dormido raro a pesar de tener una habitación para nosotros solos… Primero hacía calor, luego frío, luego llovió a mares y me desperté, luego calor otra vez…
Y no me he enterado cuando salieron mis padres esta mañana, con el consiguiente enfado… No me ha gustado que se fueran sin despedirse…

A las 7 nos hemos puesto en marcha, ducha y desayuno en el Albergue San Marcos. Todo muy rico por 4€ cada desayuno. Tiere ha tomado tostadas y yo croisant.

image              image

Nos hemos entretenido un poco en el desayuno porque había mucha gente y hemos salido media hora más tarde de lo previsto. Y además nos hemos llevado a Arzúa a un Peregrino que conocimos en Portomarín que no se encontraba bien. Le hemos dejado en su Albergue y hemos emprendido camino hacia Vigo. Hora y media de coche que no se ha hecho muy larga porque hemos disfrutado a tope del paisaje.

A las 10:30 ya estábamos en Vigo… La dirección que nos dio Papá Pato para encontrarnos con el nos ha llevado hasta aquí, la Ermida Da Nosa Señora Da Guía.

image
Hemos estado dando una vuelta por la zona y nos hemos encontrado con estas vistas tan espectaculares.

image

Papá Pato nos ha contado que en este alto hay un Cruceiro que usaban los marineros como guía para medir las distancias.

Hemos decidido que no merecía la pena a ir al centro de Vigo tan temprano y nos hemos ido a recorrer los alrededores.

La primera parada ha sido en la Praia de Bon.

image

El mar estaba un poco revuelto, pero ha sido genial.

image

image

Hemos estado dando un paseo y Papá Pato nos he explicado un montón de cosas de los animalitos y plantas que hemos ido encontrando en la misma playa: mejillones, anémonas, camarones,…

image       image

Cuando estábamos en plena investigación, Papá Pato nos ha dicho que teníamos que irnos porque venía un chaparrón. A los 10 segundos ha empezado a caer agua y hemos tenido que correr para refugiarnos en el chiringuito del socorrista para no ponernos como una sopa…

Han sido 5 minutos de lluvia intensa, pero luego ha vuelto a salir el sol y hemos aprovechado para coger el coche para hacer la siguiente visita.

La segunda da parada ha sido en la Praia de Lagos.

image

image

Os prometo que nunca había visto en directo una arena tan blanca y unas aguas tan cristalinas. Hemos tenido un momento de silencio sobrecogedor en el que nos hemos hablado a nosotros mismos mientras mirábamos al horizonte y ha sido un verdadero placer compartirlo con dos de los hombres más importantes de mi vida.

Ya se estaba haciendo un poco tarde y hemos decidido marchar para Vigo a tomarnos unas cervezas antes de comer. El sitio elegido ha sido la Panadería La Torta, en Chapela. Hemos pedido tres tercios de Estrella Galicia 1906 y nos han puesto de tapa empanada de atún y tortilla de patata. Y todo estaba buenísimo!!

No nos hemos entretenido mucho porque si llegábamos tarde a la reserva de la comida nos iban a echar la bronca (literalmente).

Papá Pato ya nos había avisado que el sitio donde íbamos parecía muy cutre pero se comía estupendamente. Y tenía razón, cuando hemos entrado al Restaurante Nisio pensé que no era posible que fuéramos a comer allí. La foto, de hecho, la he hecho cuando hemos salido porque al entrar estaba ensimismada con el sitio. El salón de abajo era mucho más arregladito, con las paredes azules y mesitas vestidas con manteles también azules. De camino a nuestra mesa hemos pasado por la puerta de la cocina, abierta, buena señal de que no hay nada que esconder en ella. Todo productos frescos de primera calidad… También hemos pasado por una especie de terraza con mesas en las que seguramente se cene estupendamente en verano… Como llovía hemos seguido hacia el salón, una pena…

image

Para comer hemos pedido pulpo a la gallega, calamares encebollados en su tinta con patatas fritas y fideos con almejas.
He de reconocer que el pulpo no es que me guste demasiado. La parte viscosa de alrededor me da un poquito de repelús. Pero este pulpo… Estaba espectacular!!!! Lo han pasado por la plancha después de cocerlo y la ajada con el toque de pimentón… Prprprpr… No tengo palabras para describirlo!!! Estaba buenísimo y no he podido parar de comer hasta que no nos lo hemos acabado…

image

Los calamares, así a primera vista tampoco es que me hayan ilusionado mucho… Ya sabéis que muchas veces comemos primero con los ojos y el color negro de la tinta no es que invite a devorar el plato. Pero después del primer bocado tampoco he podido parar… Madre mía!!! Que atracón!!!

image

Cuando han traído los fideos a la mesa todavía estaban haciendo “chup chup” y hemos tenido que dejarlos reposar unos minutos. Menos mal que hemos tenido un poco de tiempo para reposar también los entrantes en el estómago porque iba a reventar!!!

El primer bocado de los fideos ha sido una explosión de sabor a mar en la boca. De verdad que hacía tiempo que no comía algo tan bueno y tan casero. Nos han dicho que cuanto más tiempo reposa mejor sabe y lo hemos podido comprobar la segunda vez que nos hemos servido. El sabor se había multiplicado por 1000!!!

image

Ya os he comentado otras veces que tengo estómago de postre. Y aunque esta vez estaba ya bastante repleto hemos pedido helado de nata con tofe, flan de café y flan de queso, todo para compartir. Y madre mía!!! Todo casero!!! No me puedo quedar con ninguno porque los tres estaban buenísimos, de verdad…

image

image

image

Hemos salido rodando de la comida, así que hemos ido a dar un paseo a la playa para intentar bajarla. Otra vez arena blanca y agua cristalina… Que delicia…

image

Nos hemos parado a tomar café en la terraza interior del Bar Camaleón, mirando a las Islas Cíes.

image    image

Ya era un poco tarde y teníamos pensado volvernos para Arzua, pero durante el café estuvimos hablando de la zona de compras de Vigo y Papá Pato nos habló de una tienda de camisetas muy chula. Así que decidimos retrasar un poco la vuelta para ir a echar un vistazo a ver si veíamos algo que traernos de vuelta a casa.

La tienda en cuestión se llama Rei Zentolo y está en la Rúa Príncipe. Al final no compramos nada para nosotros pero elegimos un body para Garbancita y una camiseta para Gatito.

Ya no quisimos alargar más nuestra visita a Vigo porque estábamos algo cansados del madrugón y aún nos quedaba hora y media de viaje hasta Arzua. Así que dejamos a Papá Pato en casa, no sin antes darle un abrazo de esos que dan las gracias por un día estupendo.

El GPS nos ha dicho que si íbamos por la carretera de pagar peajes tardábamos hora y media. Pero si íbamos por la de no pagar tardábamos 2 horas y era un camino diferente al de ida, así que hemos decidido coger la carretera de no peajes por si veíamos algo bonito y para ahorrarnos unos euritos. Pero al final el camino de vuelta se nos ha hecho eterno, un poco por el cansancio, un poco porque era carretera nacional y otro poco porque teníamos ganas de llegar al Albergue, ver a mis padres y que nos contarán que tal la etapa de hoy.

Cuando hemos llegado a Arzua estaban de cañas, así que nos hemos unido a ellos y hemos tardado un buen rato en llegar al Albergue de Selmo.

Es un Albergue bastante peculiar… Es una especie de barracón forrado de madera con “habitaciones” de cuatro o dos literas divididas por cortinas. Mejor os lo enseño…

image    image

Los lavabos muy chulos, una pieza entera de piedra en la que el agua se va por la parte de la pared. Y al otro lado lavadoras y secadoras industriales.

image

He tenido un momento muy gracioso en la ducha cuando hemos llegado en el que me he visto morir a mi misma…  Os lo explico… Resulta que las duchas son comunes, de esas en las que en un cuadrado grande de azulejo hay cuatro duchas juntas, como las típicas de las películas americanas. A la hora a la que me he metido en la ducha estaban ya todos los Peregrinos reunidos después de la cena y preparando las cosas para el día siguiente, así que no había absolutamente nadie en los baños. Mucho mejor para mí… Pero de repente se me han cruzado por la cabeza las imágenes de muertes horribles de las típicas películas americanas de instituto en las que la chica popular muere en la ducha a manos de una compañera de clase… Vale, ahora que os lo cuento no suena tan gracioso, pero en el momento me ha hecho sonreír…

Un rato de charla mientras mis padres cenaban el tuper que nos hemos traído de fideos con almejas de la comida (no hemos sido capaces de acabar con todo y ni siquiera hemos cenado) y a preparar las cosas para mañana.

Para ellos penúltima etapa: Arzua – Pedrouzo…

Nosotros todavía no hemos decidido que vamos a hacer…

Día 11. Portomarin – Palas de Rei (en coche)

Cuando nos hemos despertado esta mañana a las 6:30 no llovía, pero al final hemos tenido uno de esos días a los que yo, con mucho amor,  llamo “DÍAS DE MIERDA “.
Lo peor no ha sido la lluvia y que el día de turisteo haya sido un poco más suave, sino la preocupación por que mis padres caminaran bajo ella. Ya, si, lo sé… Ya son mayorcitos y saben ponerse el chubasquero y tener cuidado de donde ponen los pies… Pero aún así, yo me preocupo…

Tiere y yo nos levantamos de la cama algo antes de las 8, ducha, recoger los trastos y buscar un sitio donde desayunar… La verdad es que nos hemos roto poco la cabeza, hemos ido al Bar Perez, donde comimos ayer. Buen trato y poder ir caminando nos han llevado a ello. Y el desayuno también está muy bien: tostadas, zumo natural y café por 4,20€. Al salir ha empezado a chispear y ya no ha dejado de llover hasta bien entrada la mañana.

Hoy nos hospedamos en el Albergue San Marcos. Está de paso en el camino y hemos visto un montón de peregrinos conocidos. Justo al lado está la Iglesia Románica de San Tirso, que tampoco es tan bonita como otras que hemos visto pero que es muy acogedora.

No hemos podido entrar en la habitación porque la estaban limpiando y como no ha parado de llover nos hemos quedado en el hall, en el sofá de la entrada haciendo tiempo y viendo unos vídeos de un juego para la Play que me ha recomendado Tábata esta mañana… Uncharted 4… Tiene muy buena pinta, es de historia y no he visto que haya que matar a cascoporro…

También he hablado por teléfono con Papá Pato, está pasando sus vacaciones en Vigo y mañana vamos a acercarnos a verle porque mis padres mañana tienen casi 29km de ruta, para que vayan tranquilos y no tengan la presión de que tienen que llegar para estar con nosotros. Que se lo tomen con toda la tranquilidad que quieran…

Hacía frío, así que hemos ido a tomarnos un café al Bar de la esquina de abajo… Nos ha venido bien calentarnos el cuerpo un poquito y además hacer tiempo a que nos dieran la habitación.

Sobre la 1 ya hemos subido a la habitación. Nos han dado una de la buhardilla. Cuatro camas normales. Genial!

image

Nos han dado las sábanas y hemos hecho las camas antes de que llegaran mis padres. Lo que más me ha gustado las mantas, tan calentitas…

Hemos preguntado por un sitio para comer y nos han mandado al Meson A Forxa. Y hemos dado en el clavo… Toda la comida riquísima. Yo he comido: ensalada A Forxa, lomo adobado y arroz con leche. Y el flan de queso casero también estaba buenísimo. Y el pan una auténtica pasada…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Una de las peculiaridades del restaurante, que seguramente nos encontremos de aquí en adelante en más sitios, son las monedas en los recovecos de las paredes… Os lo enseño, que es mucho más visual…

 

image

Después de comer ha empezado a llover y nos hemos vuelto al Albergue. Un poco de siesta y cuando nos hemos despertado no llovía, así que hemos salido rápido a la calle y… nos hemos tenido que refugiar bajo un techo porque ha empezado a llover como si se fuera a acabar el mundo!!!!

image                image

Cuando ha parado de llover un poco nos hemos vuelto a meter en el Albergue y hemos estado mirando la decoración de la cocina… Es una pasada… Hemos estado mirando nuestras paradas, viendo las que hemos dejado atrás, las que no hemos hecho…

image

Hemos hecho otra intentona a dar un paseo… Pero hoy ha sido día de lluvia… Así que hemos bajado al Bar Castro (el de la esquina) a tomar un café calentito. Nos han dicho unos peregrinos que también tienen Albergue (Albergue Castro) y que está muy bien. Ha dejado de llover un poco y hemos salido todo lo rápido que hemos podido en dirección al supermercado porque había que comprar la cena… Esta noche bocadillo )de bacón con queso y tomate) y aguacate con sal y limón.

Una de las cosas que he descubierto en el Albergue es que existen latas de Estrella Galicia… Hasta ahora solo la había bebido en cristal…

image

Al salir a la calle a fumar el cigarro de después de cenar (si, lo sé, tengo que dejarlo) la caprichosa climatología nos deleitó con un cielo azul cubierto de alguna nubecilla blanca… Después de todo el día lloviendo a mares nos dio un montón de rabia… Pero ha sido una bonita manera de nuestro DÍA DE MIERDA de darnos las buenas noches…

image

Día 10. Sarria – Portomarin (en coche)

Esta noche no he dormido casi nada… Los “vecinos” de arriba empezaron a hacer ruido como a las 11:30 de la noche y no pararon en un buen rato… Luego mi padre se puso a roncar y ya no hubo más remedio que mirar a la cama de arriba…

Cuando esta mañana se fueron mis padres nos quedamos dormidos otro ratito y sobre las 8 nos pusimos en marcha… Ducha, recogerlo todo y desayuno completo en el bar de al lado del Albergue…
Hoy veníamos directos a Portomarin… Trayecto que hemos hecho sin prisas y haciendo otro time-lapse… Casi al llegar a destino nos encontramos con un banco de nubes bajas… Una pasada de vistas…

Llegamos al Albergue Aqua tempranisimo, a pesar de no encontrarlo en un principio porque la calle no salía en Google Maps. Estaban empezando a limpiar y ni siquiera les habían confirmado desde la central todas las reservas. Nos han dicho cuales eran nuestras literas (pegadas a la ventana que tiene vistas al Miño) y nos hemos ido.

La intención era buscar un mirador que habíamos visto viniendo, pero justo saliendo del pueblo hemos visto un cartel con el dibujo de un castillo y un nombre, Pombal. Total, que como no teníamos nada mejor que hacer hemos tirado por ahí… A los 5 minutos de seguir esa carretera y no encontrar ningún castillo hemos puesto en el GPS “Castillo de Pombal” y estaba en Portugal, a 4hr 39 minutos de aquí.

image

image

image

Hemos seguido carretera alante porque no había forma humana de dar la vuelta, y hemos llegado al Miradoiro da Buqueira.

image

image

Os dejo el mapa para que veáis por donde hemos llegado aquí. Carretera de doble sentido pero de tamaño de uno, siguiendo el cauce del Miño y cruzándolo con puentecitos que parecía que se iban a desmoronar en cuanto pusiéramos una rueda encima.

image

Tiere ha disfrutado como un enano, le encanta conducir y descubrir sitios nuevos. Y yo iba acojonada por si nos pasaba algo, porque ni siquiera teníamos cobertura de móvil… Llamarme responsable, pero creo que en unas dos horas nos hemos cruzado con un total de 4 coches.

Lo que más me ha impresionado de toda la mañana han sido los pueblos en los que ves el cartel de que empieza y acaba pero no ves ni una sola casa, las casas en medio de la nada y que durante todo el trayecto había paradas de autobús (en uso) y cubos de basura de orgánico y de reciclaje.

Bueno… Y un paisaje espectacular, los animalitos (sólo hemos visto y oído aves), lo impresionantes que son los cortafuegos de cerca… Una pasada…

Cuando hemos conseguido salir a una carretera normal, hemos vuelto a Portomarin en busca del otro mirador, pero nada… No lo hemos encontrado, así que nos hemos venido al Albergue a dejar los trastos y hemos bajado caminando a la entrada del pueblo para ver llegar a mis padres.

A los cinco minutos de llegar a la entrada del pueblo han aparecido a lo lejos y les ha hecho ilusión que estáramos esperando (o eso ha parecido). La verdad es que la entrada en Portomarin es espectacular... Hay que cruzar un puente sobre el Miño, que te va acercando a una gran escalinata y una puerta, todo de piedra…

Después del saludo, albergue, ducha, pequeño paseo y comida en Bar Restaurante Perez. Hemos preguntado a la gente por la calle y todos nos han dicho que fuéramos a comer allí. Así que hemos hecho caso. Tenían menús de varios precios: 8,50€, 9,50€ y 13€. Los dos primeros variaban el precio por el segundo plato y el último era totalmente diferente. Hemos comido bastante bien, la verdad. El trato muy bueno y tenían azúcar moreno para el café!!!! Con eso me han terminado de ganar…

Inexplicablemente estaba agotada de nuevo y me he ido a dormir un ratito. Nada, una siesta de dos horitas que me ha recompuesto el cuerpo y el alma…
La rodilla va a ratos, sigue doliendo, aunque más de vez en cuando, no es el dolor constante de los primeros días. Sigo echándome la crema tres veces al día, pero he dejado de ponerme el hielo…

Después de la siesta nos hemos dado un paseito por Portomarin.

Casi nada más salir del Albergue vi esta imagen, que me dejó cautivada. Una peregrina dibujando el paisaje. La pregunté si le podía hacer una foto y me dio permiso… No la quise molestar mucho y no se aprecia bien la pasada de dibujo que estaba haciendo…

image

La verdad es que es muy bonito. Hemos caminado por la Rivera del Miño y luego nos hemos metido hacia la Plaza de la Iglesia de San Juan (Igrexa de Xan Xoán).

image

image

Por la mañana vimos que los lunes cerraba, pero cuando llegamos estaba abierta.

image

image

No es de las iglesias más bonitas que hemos visto en el camino, pero tiene su encanto. Y no se muy bien porqué pero me ha transmitido paz.

Después hemos comprado algunos recuerdos en una de las tiendas de la plaza y hemos tomado unas cervezas en uno de los bares que hace esquinita.

Mientras estábamos tomando algo ha ocurrido algo que no me ha gustado mucho. Las campanas de la Iglesia tañían por un altavoz… Tengo que mirar porque… Pero un pueblo como este debería tener campañas de verdad… Y si no las tiene pues que no suenen, porque no ha quedado nada bonito…

Después de las cervezas hemos venido al Albergue, que había que hacer la cena que no hicimos ayer… Revuelto de champiñones y atún… Ñam Ñam Ñam…

Cena rápida y a la cama que mañana hay que madrugar para salir para Palas de Reí… Y hoy tengo que dormirme de las primeras, que en una habitación con 5 literas seguro que roncan más personas además de mi padre… Prprprpr…

Día 9. Triacastela – Sarria (en coche)

Esta noche ha llovido como si se fuera acabar el mundo. Entre eso y los ronquidos y quejidos de los peregrinos he dormido fatal. Aunque la lluvia me ha relajado bastante…

Hoy nos hemos quedado con las mochilas de mis padres y, no, no es trampa. Porque esta mañana  seguía lloviendo y el barro sería considerable. Hoy les hemos dado un respiro a sus espaldas y a nosotros no nos ha costado nada echar los trastos al coche.

Nos hemos levantado con ellos y hemos desayunado juntos, luego un poco de charla en la cama y nos hemos puesto en marcha. Ducha, llevar los trastos al coche… Pero era tan temprano que nos hemos quedado un ratito más en el Albergue. Tiere ha visto un capítulo de Dexter, yo he leído un poco, hemos tomado café, hemos hablado un rato con los hospitaleros, me he puesto la crema y el hielo en las rodillas…

A las 10 nos hemos puesto en camino… Y hacia sol!!! No un sol espléndido pero se dejaba entrever por las nubes, a pesar del frío “glacial” (7°C).

Sarria está muy cerca y no hemos tardado casi nada, en coche, claro. Al llegar no sabíamos que hacer porque se nos olvidó preguntarle el nombre del Albergue a mi padre… Tras un cruce lento de “wasaps” nos ha dicho que hoy dormíamos en el Albergue Mayor, en la Rúa Mayor 64, sin desviarse del Camino.

Hemos llegado casi a las 11, entre unas cosas y otras, y estaban terminado de limpiar. Nos han registrado rapidísimo y nuestra habitación es la que está abajo, al lado del baño y la cocina.

image

image

image

Y este Albergue tiene toallas de verdad!!! Nada de secarse con las de microfibra de Decatlon, que al final ni secan ni nada, sólo arrastran el agua…

Dos de los detalles que más me han gustado del Albergue son la mesa de registro y un mapa que preside el salón.

En el mapa hay marcados sitios tan lejanos como Nueva Zelanda, Australia, Taiwan, Corea, EEUU, Paraguay, Argentina…

image

La mesa de la entrada… Me ha recordado sin remedio a mi abuela… Es el pie de una máquina de coser de la marca Singer, como la que ella tenía en el salón… Me ha dicho la hospitalera que la tenía su tío en el pajar y que cuando la vio se le partió el alma, recuperó lo que pudo y pensó que sería muy bonito tenerla en el Albergue. Así que ahí está, en la entrada, es lo primero que ves al llegar y seguro que a mucha gente le traerá tan bonitos recuerdos como a mi…

image

Hemos esperado a que llegaran mis padres, algo mojados por la lluvia pero muy frescos. La etapa de hoy era una de las menos complicadas. Mientras se duchaban Tiere ha estado trabajando y yo haciendo los broches para el bautizo de Garbancita.

Cuando ya estaban listos nos hemos ido a dar un paseo por la zona alta de Sarria, siguiendo las flechas amarillas de los peregrinos.

image

image

image

image

image

image

image

image

De vuelta del paseo en dirección al Albergue hemos comido en el Mesón O Tapas. Y esta vez no hemos acertado… Culpa nuestra por no haber preguntado a las hospitaleras… Os cuento… Ya de primeras el camarero era un borde, muy seco y con cara de pocos amigos… Un señor que debe llevar muchos años dedicándose a la hostelería y estará ya hasta las narices de los peregrinos, pero da la casualidad de que a todo el mundo nos gusta que nos traten bien… Y hoy no ha sido así… Después la comida, que tampoco ha sido una maravilla… Lo único mejor el caldo gallego que tomaron mis padres (ya veremos si era tan bueno si repiten en otro restaurante hasta que acabemos), la Tarta de Santiago del postre (prefabricada, pero estaba buena) y el pan.
Yo pedí calamares de primero y merluza de segundo. Los calamares eran congelados y de los malos, de los de la masa gorda para que parezca que son grandes y además poca cantidad. Creo que de la merluza no me he llegado a comer ni la mitad. Seca, sequísima. Y a palo seco, sin ajo ni perejil ni un chorrito de aceite ni sal. Como cuando estas enfermo.
Tiere ha comido macarrones de primero y costillas de segundo. Los macarrones insípidos y sin casi sustancia, con lo fácil que es hacer un poco de pasta en condiciones… y las costillas estaban hechas a cascoporro, sin cortar en condiciones…
El lacón de mi padre ha pasado sin pena ni gloria… Y mi madre tomó de segundo merluza y apenas la comió…
Conclusión: NO ir al Mesón O Tapas NUNCA MAS. Si al menos la comida fuera espectacular perdonas un poco el trato. Pero en este caso un 0 como un castillo.

Sin embargo, nos quedamos con ganas de tomar café y encontramos un sitio de esos que te sacan una sonrisa… El sitio se llama “A Travesía Dos Soños”. Es un bar muy chiquito, con terraza fuera. Pero hemos entrado y hemos descubierto que también había terraza en la parte interior… Y daba el sol…

image

image

image

Y a parte de estar agustísimo en la terraza interior el Café y la galletita que nos han puesto para acompañarlo también estaban riquísimos.

No se muy bien porqué pero hoy he necesitado siesta Estaba agotada… Y me dolían un poco las rodillitas, así que me ha venido genial.

Después de la siesta hemos dado otro paseo, esta vez por la parte baja del Albergue, por la zona del río.
Lo que más me ha gustado es este muro… Arte urbano en toda regla…

image

image

image

Luego la cena y a dormir temprano que mañana hay que volver a madrugar para ir a Portomarín!!!

Día 8. Ponferrada – O Cebreiro – Triacastela (en coche)

Hoy nos hemos levantado temprano a pesar de poder estar en la habitación hasta las 11. Hemos recogido todos los trastos y nos hemos ido a desayunar al casco antiguo de Ponferrada (caminando lento, claro).

Me ha cambiado el humor desde que Tiere ha llegado.

Lo primero que nos hemos encontrado ha sido el Castillo de los Templarios, que se puede visitar, pero no eran horas…

image

Después hemos desayunado en el  Café El Torreón, justo en uno de los laterales del Castillo. Yo zumo de naranja, café con leche y tostadas con aceite y Tiere ha cambiado el tomate por tostadas con cecina y queso. Todo por 13€. De la cecina no me ha dado tiempo a hacerle foto porque Tiere la ha atacado prontísimo. La verdad es que es un sitio con una ubicación espectacular (hemos desayunado en la terraza vendo el castillo), personal muy amable y  también muy bonito por dentro.

image

Después de desayunar hemos seguido caminando un poco más por el Casco Antiguo. Casi no había gente en la calle y hemos podido hacer fotos tan bonitas como éstas.

image

image

image

Hemos vuelto al coche y hemos emprendido camino hacia O Cebreiro. Nos habían dicho que era uno de los puntos más bonitos del Camino, así que hemos hecho parada larga.

image

image

image

image

image

Y hemos entrado en la Iglesia.

image

image

image

image

De vuelta al coche habría podido pararme en cada esquina porque todas las imágenes me sugerían algo…

image

image

Cuando hemos salido de O Cebreiro nos hemos equivocado de camino y nos hemos metido por una carretera bastante mala. No he pasado miedo y habría preferido ir por otro sitio, pero la equivocación nos ha regalado vistas como éstas.

image

image

image

image

Cuando nos faltaba algo más de media hora para llegar a Triacastela nos han escrito mis padres que ya habían llegado al Albergue Atrio. Hemos aparcado en la puerta y el Albergue es una pasada. No tiene nada que ver con lo que habíamos visto hasta ahora. Cada detalle cuidado al máximo. Todo de madera, piedra y hierro. Flores recién cortadas en la barra del bar y hospitaleras que son todo amor y amabilidad, se nota cuando las personas lo dan todo. Un gran acierto haber encontrado este Albergue que solamente lleva abierto desde agosto de 2015. No tiene página web y se llenan con el boca a boca. Pero lo recomiendo al máximo. Si decidís pasar una noche en él, no dudéis mirar al techo entre las habitaciones, que hay una pequeña sorpresa que me he dejado en el tintero para que descubráis por vosotros mismos.

image

image

image

image

Las habitaciones tienen mucha luz y son espaciosas. La terraza es muy acogedora. Tienen una pequeña cocina por si quieres hacer tu propia comida. Y te ponen la lavadora y la secadora las hospitaleras y no tienes que preocuparte por nada, sólo de pagar un precio más que justo.

Como nosotros no teníamos comida para cocinar hemos preguntado por un sitio para comer y nos han mandado al Complexo Xacobeo. Estaba tan contenta de estar los cuatro juntos que se me ha olvidado hacer fotos a la comida y al sitio. Así que os tenéis que conformar con mi humilde opinión. Hemos comido estupendamente, camareros muy agradables y rápidos. Cuatro menús y dos cafés por 42,10€.

Luego hemos cogido mis palos del coche y nos hemos ido a dar una vuelta por los alrededores.

image

image

image

image

image

Se nos ha hecho hoy el día larguísimo con eso de que hemos llegado todos muy pronto a Triacastela.

Después del paseo nos hemos tomado unos chupitos en la terraza del Albergue

Al rato hemos ido a la Iglesia Románica de Santiago de Triacastela y mis padres han sellado su credencial.

Hemos ido también a hacer la compra para la cena al supermercado y hemos llegado 5 minutos antes de que cerraran. Como es sábado cierran a las 7.

También hemos ido a la farmacia porque metí mi bote de letibalm en la lavadora y ya no lo podía usar.

Nada más llegar al Albergue ha empezado a llover y nos hemos tenido que meter dentro.

Hemos pasado el resto de la tarde descansando, trasteando en Internet y leyendo.

Hoy nos volvemos a ir pronto a la cama.

Mañana toca Triacastela – Sarria.

Día 7. Reposo en Ponferrada II…

Todos mis compañeros de habitación se han levantado temprano esta mañana menos una chica y yo… Y ha habido un momento en el que he pensado que le había dado un “parraque” y no se iba a despertar… A pesar del ruido no se ha movido ni un milímetro y respiraba tan despacio que no se la oía… Al final se ha movido y yo me he tranquilizado un poco… Hemos coincidido en el hall y me ha dicho que, como usa tapones para dormir, no se ha enterado de nada cuando todos nuestros compañeros se han levantado para irse…

Me he levantado a las 9 para desayunar y que limpiaran la habitación. Hay que dejar trabajar a los hospitaleros, aunque he acampado otro día mas en el hall… Móvil, crema, hielo… Y como ayer me leí el libro he estado echando un vistazo a los canales de la tele.

Hoy he estado bastante más animada durante todo el día porque sabía que por la tarde llegaba Tiere.

Esta noche, en lugar de dormir en una habitación con literas, he cogido una habitación doble en el mismo Albergue, para que Tiere pudiera descansar después de trabajar todo el día y del viaje desde Madrid. Y la verdad es que estoy encantada con la decisión

El otro día os dije que el Albergue Guiana era un hotelazo y hoy lo he corroborado. La habitación doble cuesta 50€ la noche, pero ha merecido la pena…

image

Y yo he aprovechado y me he dado una ducha de las que hacen historia… Después de casi una semana compartiendo baño me he entretenido un poco… No sois conscientes el gusto que da secarse con una toalla de verdad, bien mullidita, después de unos días usando la de Decathlon… Y también me he pasado media tarde tirada en la cama viendo la tele y trasteando con el móvil… ¿No tenía que hacer reposo?

Además, como a media tarde, he tenido una llamada telefónica especialTábata y La Rubia estaban juntas en Madrid y hemos estado hablando algo más de media hora… Ellas contándome sus andanzas con los patines y yo mi experiencia en el Camino… De verdad que no puedo medir la ilusión que me ha hecho hablar con ellas… Me han levantado mogollón el ánimo!!

Sobre las 20:30 ha llegado Tiere y nos hemos ido a cenar, despacito, a un sitio que está muy cerca y nos han recomendado las chicas de recepción. El Eureka! Rest&Bar.

image        image

Cuando hemos llegado estaba casi vacío, pero cuando estábamos a media cena ha empezado a llenarse y casi no cabía ni un alma…

Hemos empezado con dos tercios de Estrella Galicia y hemos mirado y remirado la carta para ver qué pedíamos de comer.

Al final nos hemos decidido por Ensalada Templada de Atún Rojo, Patatas al estilo Valdeón y Hamburguesa de Pollo.

La ensalada todo un descubrimiento… Los brotes y la fruta (plátano, mango, fresas, pera,…) le dan un toque fresco y dulce que combina a la perfección con el atún. Y he de decir que se me ha olvidado completamente que el atún estaba a medio hacer porque tenía un sabor increíble…

image

En cambio, las Patatas al estilo Valdeón no me han gustado nada. Le he preguntado a la camarera antes de pedirlas como estaban cocinadas. Me ha dicho que con queso de Valdeón. Le he preguntado un poco más porque, como os he dicho otras veces, no me gusta ni el queso de cabra ni los que tienen colores (verde, azul,…). Me ha dicho que no me preocupara, que era queso curado pero que no estaba muy fuerte, que a ella no le gustaban los quesos fuertes y le encantaban esas patatas.

Total, que las hemos pedido y se las ha comido todas Tiere… De verdad que no me han gustado nada, el queso muy fuerte y eso que me he comido una de las patatas que menos mojada estaba… Para la gente que le guste este tipo de quesos está genial, porque Tiere las ha disfrutado como un enano, con su cecina y sus champiñones… Pero yo lo he pasado fatal…

image

 

Y he de decir que, ya en casa, he estado buscando más información acerca de este queso con denominación de origen y la primera foto que me ha salido ha sido esta… Queso azul… Mátame!!!

Queso_de_Valdeón_(León)

La Hamburguesa de Pollo muy rica… Además se notaba que era de filete de pollo, nada de aglomerado con sabor a pollo como ponen en otros sitios…

image

De postre Espuma de Queso con Dulce de Leche y Coulant con Helado de Plátano. La Espuma de Queso todo un festival de sabor, muy bien acompañada con los trocitos de Galleta Oreo y los Peta Zetas que explotaban en la boca… El Coulant estaba perfectamente cocinado: hecho por fuera y blandito por dentro. Y el helado de plátano, sorprendente.

image

image

Llegó la hora de la cuenta… Creo recordar que nos hemos bebido cada uno un par de tercios, pero no lo tengo muy claro… Todo por 40,40€.

Cuando hemos salido del bar ha empezado a llover… Y me he visto en la tesitura de tener que andar rápido o ponerme como una sopa… Al final me he mojado un poco y no he tenido que apretar mucho el paso, principalmente porque no podía…

Hoy a mis padres les tocaba Ponferrada – O Cebreiro pero al final se quedaron 2,5 Km antes de destino. Finalmente han hecho Ponferrada – Laguna de Castilla.

Después de la cena Tiere y yo hemos decidido que hacer con el resto de nuestras vacaciones. Teníamos dos opciones: volver a Madrid o seguir hasta Santiago con el coche.

Al final hemos decidido seguir de pueblo en pueblo y terminar el Camino como coche de apoyo de mis padres. Por eso, mañana haremos ruta de pueblos y terminaremos en Triacastela, donde ellos acaban etapa.

Día 6. Reposo en Ponferrada…

Me he levantado con mis padres y he desayunado con ellos. Como ayer, ha sido difícil verlos marchar para hacer la siguiente etapa sin mi, pero con la diferencia de que no voy a pasar la tarde con ellos ni veré con mis propios ojos si realmente han llegado bien a destino…

El Camino es muy duro y se que les está costando, sobre todo a mi madre… Le duelen los dedos de los pies y no se queja… Y además hoy le ha salido una ampolla enorme en la planta del pie derecho.

Hoy tocaba Etapa 5. Ponferrada – Vilafranca del Bierzo. Me han dicho que han llegado bien y que la etapa de hoy era un poco más liviana, aunque los últimos kilómetros han sido un poco más complicados porque se les ha hecho un poco pesado.

He pasado el día en el hall del hotel. Todos los Hospitaleros de todos los turnos del Albergue Guiana casi me llaman por mi nombre… Dani, Ramiro, Ana, Aurora… Se están portando todos estupendamente conmigoMe dan hielo para ponerme después de la crema y taburetes para poner las piernas en alto, me han dicho que si necesitaba que me compraran algo… Incluso Ramiro me ha dicho que esta mañana ha visto a mis padres en el Camino (él ha ido a Villafranca en bici y ha vuelto en el día) y que les ha visto muy frescos y a buen ritmo. Me consuela que les haya visto bien. Si no fuera real no me habría dicho nada, no?

Entre ponerme la crema y el hielo, comer y cenar y hablar con otros Peregrinos se me ha pasado la mitad del día La otra mitad se me ha pasado leyendo… Elísabet Benavent de nuevo… Esta vez con Alba en su “Alguien que no soy”… Pero joder, es que me he leído el libro entero!!! Todas sus páginas del tirón, el mismo día… Estaba tan interesante que no he podido dejar de leer…

image

Ya mañana viene Tiere… Por fin… Me siento un poco sola y sigo bastante baja de ánimos…

Día 5. Etapa 4. Foncebadón – Ponferrada.

Hoy me levanté con mis padres a las 6:10 pero yo no tenía prisa por recoger. He desayunando con ellos en el albergue zumo, café y tostada. Ellos se han marchado, pero yo me he tenido que quedar… Con una sensación de vacío en el estómago, también rabia y algo de frustraciónTendría que haber emprendido camino con ellos, pero el dolor no me deja… Ellos están haciendo el Camino para acompañarme y soy yo la que no lo voy a terminar… Al menos este año…

He hecho tiempo en el Albergue de Ángel y Barbara hasta que me han bajado a Ponferrada a buscar el Albergue en el que nos quedábamos hoy y un médico… Tienen que mirarme las rodillas

He pasado gran parte de la mañana hablando con Bárbara y Ángel, los Hospitaleros del Albergue. Les hice un cartel nuevo con los precios de las bebidas y los nombres en español y en inglés. Les ayudé con un mail en inglés y les enseñé a usar el traductor de Google para saber qué dice un mail en inglés y para poder contestarlo. Soy consciente de que no es el mejor traductor que hay en Internet, pero se adapta a sus necesidades más que de sobra.

He recogido todos mis trastos, he dejado la mochila en un sitio que no molestara y he ido a sentarme a una esquinita del salón, donde creo que tampoco he molestado… Mientras estaba allí han limpiado todo el Albergue… Se dan unas palizas toledanas para dejarlo todo a punto para los nuevos peregrinos que se alojan allí cada día…

La verdad es que el Albergue “La Cruz de Fierro” tiene un jardín precioso, pero hacia un frío que pelaba… 4°C a las 7:30 cuando estuve hablando por teléfono con Tiere (en casa 12°)… Y eso que estamos en Mayo…

image

Es raro estar en un Albergue sin Peregrinos y sin movimiento… También es sobrecogedor… En unas horas estará lleno de Peregrinos, de mochilas, de vidas que se cruzan, de historias pasadas, de deseos y esperanzas… Pero en ese momento sólo había silencio…

image

Pasadas las 9 me llamó mi padre, que sólo tuvieron que andar kilómetro y medio para llegar a La Cruz de Hierro para dejar la piedra… En esa cruz se deja una piedra que traes de casa, que simbolizan “tus pecados”, tus pesares, cosas que quieres dejar atrás… Mi padre dejó una piedra que le regaló Gatito para la ocasión… Yo no he dejado la mía, la que cogí en el viaje al venir. No se la he dado…

Cuando vuelva a hacer el camino, lo haré bien… Traeré una piedra de casa, de Madrid o donde viva cuando lo retome, y la dejaré yo misma. Mis pesares se vuelven conmigo para casa, aunque no son tan grandes como cuando llegué…

En Ponferrada nos alojamos en el Albergue Guiana. Es limpio, espacioso, minimalista, con baño y ducha en la habitación… Si no fuera porque las habitaciones son de 6 camas divididas en tres literas diría que es un hotelazo… También tienen lavandería, un Parking interior para Bicigrinos, un hall muy chulo con sofás y televisión, cafetería con cocina y mesas enormes y una sala con un futbolín

Cuando han llegado mis padres hemos comido en un restaurante que hay como a 100 metros del Albergue en dirección al Castillos de Los Templarios. No hay fotos de la comida porque estaba demasiado ocupada en que mis padres me contaran que tal les había ido la etapa…

Cuando terminamos de comer mi padre se ha quedado en la lavandería y mi madre y yo nos hemos ido en busca del hospital para que me miraran las rodillas. Lo peor ha sido llegar hasta allí y eso que tan sólo está a unos 200 metros… Es el Hospital de la Reina… Es un hospital de Peregrinos… Atienden las enfermedades producidas por el hecho de caminar: ampollas, torceduras, tendinitis… Y allá que nos fuimos a que me echaran un vistazo… Diagnóstico: Tendinitis Rotuliana Bilateral. Tratamiento: Reposo, frío y crema antiinflamatoria. Conclusión: NO puedo seguir con el camino…

Hemos vuelto al Albergue y hemos terminado con la lavadora y la secadora mientras mi padre iba a la farmacia y a comprar la cena.

De camino he decidido que voy a quedarme aquí hasta que venga Tiere el viernes en coche. Y ya decidiremos si seguimos como coche de apoyo o volvemos a Madrid.

También hemos vaciado las mochilas de mis padres para ver qué no habían usado en estos días y me lo he quedado.

Todo el mundo me dice que lo primero es la salud, que Santiago seguirá ahí cuando yo pueda volver… Pero es muy frustrante no acabar algo que has empezado con tanta ilusión… Y además una ilusión compartida…

Me voy a la cama baja de ánimos y con un montón de sentimientos encontrados

Dia 4. Etapa 3. Astorga – Foncebadón

Me he roto…. Ni siquiera he podido acabar la etapa… Me he quedado en el pueblo de antes… Me he hecho daño en las rodillas y no puedo caminar más…

He llorado. Mucho. De rabia, de desesperación, de pena, de angustia, de dolor…

No puedo seguir con mi camino, tendré que retomarlo en otra época de mi vida. Con más calma, sin prisa, habiendo entrenado más y mejor…

Pero voy a empezar desde el principio…

La verdad es que es difícil conciliar el sueño en los albergues… Hoy nos vemos levantado antes, a las 6:10 estábamos despiertos. Me he tapado las ampollas y nos hemos puesto en marcha.

Pero el primer tramo ha sido corto, hemos parado a desayunar en el Café Romano. Desayuno peregrino por 3,50. El zumo un poco pequeño, pero todo muy rico.

image

Al pasar por la puerta del Ayuntamiento de Astorga nos hemos hecho el “selfie” de rigor

Sales de Astorga y te encuentras el cartel de Valdeviejas, pero ni siquiera pasas por ese pueblo… Se queda a la derecha del Camino…

image

Un poco más adelante está esta ermita. Con su leyenda del pozo. Dicen que había un pozo y que un niño, jugando, se cayó dentro. La madre, angustiada empezó a llorar y a rezar y el agua del pozo subió para salvar al niño…

image

Sigues caminando y te encuentras con Murias de Rechivaldo.

image

En el siguiente pueblo, Santa Catalina de Somoza, hemos hecho una parada en el primer bar que nos hemos encontrado.
image

Ni siquiera recuerdo el nombre del bar, aunque hay foto… Nos tomamos un zumo de naranja y un plátano. He revisado las ampollas y me he cambiado los calcetines, me he echado crema solar y quitado el forro polar, que ya hacía calorcete

Aquí ya me molestaba un poco la rodilla, pero no le he dado importancia… Pensé que estaba cargada y ya está… Que se pasaría el dolor…

image

image

image

image

De Santa Catalina a El Ganso me dolía un poco más, pero he seguido aguantando… En este tramo mantuve el ritmo cantando en mi cabeza “estaba el señor don gato…” y “en la calle 24”. A pesar del dolor he sido capaz de llegar sin problemas. Aquí hemos comprado agua fría porque la que llevábamos, de darle el sol, estaba calentorra y ya ni refrescaba… El tramo era recto y, aunque íbamos por camino, no ha sido dificultoso…

image

image

image

image

De El Ganso a Rabanal del Camino ha sido la peor parte de la etapa. Subidas con piedras en las que se escurrían las botas, barro, ramas de árboles, agua…

image

Cuando he llegado a Rabanal del Camino el dolor ya era insoportable. Y en las dos rodillas. Le he preguntado a mi padre cuanto quedaba y cuando me ha dicho 6 km me he echado a llorar porque sabía que no iba a poder llegar… Ni medio kilómetro habría podido hacer… Me he sentado en el primer sitio que vi cercano y he seguido llorando con ansiedad…

Y resulta que estaba en el banco de una tiendaHan salido los dueños y me han preguntado que me pasaba, les he dicho que me dolía mucho y que no podía seguir. Todo entre lágrimas, no se ni como se han enterado… La dueña, una señora con el pelo rosa, me ha echado crema en las dos rodillas y me ha dicho que ella me subía en coche por la tarde al Albergue de Foncebadón. Ha cogido mi mochila, me ha quitado las botas y me ha metido en un cuartito de la tienda con una cama. Me ha dicho que me relajara y me durmiera, que no pasaba nada….

Mis padres han seguido los 6km que quedaban y cuando les he vuelto a ver me han dicho que, si hubiera seguido, no saben si habría llegado. La cuesta mucho más empinada, barro, agua y muchas piedras. A ellos les ha costado más de dos horas llegar al Albergue y estaban bien…

El sitio donde me han acogido… No tiene ni nombre, o al menos yo no lo he visto… María y Fernando se hacen cargo de él. Tienen una pequeña tienda y un jardín con entrada gratuita al que puedes acceder para comer algo o para descansar. Los he intentado buscar en Internet y no están. Así que si venís a Rabanal tendréis que buscarlo… Él Argentino, ella Madrileña y su hija (una adolescente de pelo azul)… Para mi ha sido un mundo lo que han hecho por mi… Estaba tan rota…

image

Por la tarde me ha subido en coche a nuestro Albergue: “La Cruz de Fierro”. No tiene Facebook ni Página Web así que os dejo este enlace para que le echéis un vistazo.

Foncebadón no tiene ni casas… Cinco o seis albergues y me pareció ver una tienda… Pero ni médico ni fisio… Así que tenía que esperar a Ponferrada…

Al rato de llegar empezó a llover… Lluvia fuerte y con sol…

image

Cuando llegué al albergue me duché y comimos, ya eran las 17:30, así que también nos sirvió de merienda-cena…
Pasamos la tarde hablando con otros Peregrinos, descansando, ayudando a otros a pinchar ampollas y decidiendo que hacer…

Mañana yo voy a Ponferrada en taxi, no puedo caminar… Mis padres siguen caminando… Mañana les toca Etapa 4. Foncebadón – Ponferrada.

Día 3. Etapa 2. San Martín del Camino – Astorga

Dormir… Anoche dormí a trozos… Mi madre y nuestra compañera de habitación han ido como ochenta veces al baño esta noche…

El desayuno ha estado bien, había de todo: mermelada casera, café, te, bollos, tostadas… Todo dispuesto en una mesa enorme en el salón-comedor del Albergue Vieira… Después de desayunar hemos pagado la cuenta: 68€ por tres comidas, tres cenas, tres desayunos, dos cafés y dos cervezas.

La dueña nos ha despedido a las 7:00 con un abrazo y un “buen camino”, al que ya nos estamos acostumbrando…

Al salir del Albergue Vieira hay que recorrer todo el pueblo, paralelo a la N-120, y cruzar al lado derecho de la carretera para coger un camino de tierra.

Cuando hemos salido hacía frío y todavía no había terminado de amanecer. Los primeros pasos nos resultaron un poco difíciles…

Es curioso como los olores, los paisajes y los caminos pueden transportarte a otro lugar y a otra época. En este caso, a mi adolescencia y al paseo que hay al lado de casa de mis padres. El mismo olor a agua corriente y a sembrado… Los pájaros cantando… He vuelto a tener 15 años…

image

Los caracoles y las babosas nos han dado los buenos días hasta más o menos las 8, cuando ha terminado de salir el sol. A algunos no les habrá dado tiempo a volver a la vegetación, así que el calor y los otros animales habrán dado buena cuenta de ellos… Otros ya habían sucumbido bajo los pies de algún Peregrino despistado…

Hemos tenido un par de trozos en los que la vegetación nos comía… Pero se estaba bien, fresquito, y lo hubiéramos agradecido más adelante…

image                   image

Hemos pasado por el canal, lleno de agua.

image

Y ya cuando se veía el pueblo de lejos, el Camino gira a la derecha y te encuentras con esta preciosidad de paisaje.

image

image

image

Y hemos entrado a Hospital de Órbigo. En su Página Web puedes leer su historia, ver cuando son las fiestas,…

image

Pasando un par de calles sigues por encima de su puente de piedra, con el cauce lleno de agua…

image                   image

Parada obligatoria después de pasar el puente. Hemos estirado, comprado agua y descansado un poco. También me he echado crema solar, que ayer me quemé un poco la cara y el brazo izquierdo y no quería que el sol volviera a hacer de las suyas. Hoy lo intentamos hacer mejor, descansando 10 minutos cada 2 horas…

Justo cuando acaba Hospital de Órbigo hay que decidir si sigues de frente (caminando paralelo a la N-120) o giras a la derecha.

image

Nosotros hemos decidido ir a la derecha, porque nuestra guía lo recomendaba, pero no se si ha sido la mejor decisión…

Nada más salir del pueblo entras en un camino rodeado de plantaciones y con un pequeño bosque hasta llegar al siguiente pueblo.

image

image

image

image

image

image

El siguiente pueblo es Villares de Órbigo. Hemos pasado por él sin pararnos y, justo al salir, ha empezado una subida a un repecho que ha terminado cuando ya se veía el siguiente pueblo.

image

image

image

En Santibañez de Valdeiglesias hemos parado a desayunar en el Albergue Camino Francés.

image

El desayuno de los campeones… 11€ nos han costado tres cafés, tres zumos naturales de naranja, una tostada y un “sobao” del tamaño de un puño… Y además nos han sellado las credenciales… Había que parar si o si, porque el siguiente pueblo está a 8 km y teníamos que hacer un descanso.

image

image

A partir de aquí ha sido lo que más duro se me ha hecho de los dos días que llevamos caminando. Largas subidas con un sol de justicia…
El paisaje era precioso, pero ya iba molesta con los gemelos, los tobillos y el calor. Además me he puesto un sombrero de vaquero que no me dejaba mover la cabeza con soltura porque me golpeaba en la mochila…

image

image

image

image

image

También ha cambiado el paisaje, mucho más verde… Y nos encontramos con esa especie de espantapájaros en homenaje a los Peregrinos…

image

Ya cuando estábamos pensando que no íbamos a encontrar nada más que campo, hemos visto un oasis dentro del “desierto”. La Casa de los Dioses… Fruta, agua y bebidas en un sitio un tanto peculiar…

image

No hemos parado, la verdad, pero había un montón de gente…

image

Ya casi llegando al siguiente pueblo nos hemos encontrado con el Crucero de Santo Toribio… Desde aquí se ve San Justo de la Vega y Astorga al fondo…. El final de nuestra etapa de hoy…

Bajando una cuesta llegas a San Justo de la Vega.

image

Íbamos a parar a tomar un refresco pero hemos decidido seguir adelante… Sólo nos quedaban 3 km y teníamos unas ganas tremendas de llegar así que hemos hecho el último esfuerzo…

image

image

image

image

Cuando sales de San Justo hay que volver a decidir si ir de frente por la carretera o girar a la derecha por el Camino original, así que hemos girado y hemos encontrado imágenes tan bonitas como las que os he puesto arriba. Hay que cruzar las vías del tren por un puente y en ese momento ya llevaba los tobillos entumecidos… Realmente no sabía si iba a llegar… Luego las vías del tren antiguas…

Y al llegar a Astorga las últimas cuestas… Ya andaba pensando que no había más cuestas y la última, que nos llevaba al Albergue Publico de Peregrinos Siervas de María, ha sido la peorUn coche que bajaba la cuesta me ha gritado por la ventanilla “ánimo, ya queda poco” y casi se me saltan las lágrimas

Y por fin… Nuestra meta de hoy… La puerta del Albergue…

image

Hoy el Runtastic tampoco nos ha mantenido la ruta, así que la etapa de hoy también os la enseño con el mapa de Google.

image

Las botas y los palos al armario…

image

He llegado destrozada… Pero lo peor ha sido quitarme los calcetines y ver tres ampollas enormesHe cometido el error de no cambiarme de calcetines cuando hemos desayunado,como ayer, y me ha pasado factura.

image

Después de la ducha las he pinchado con una aguja y las he vaciado. Pero seguían doliendo…

Hemos ido a comer al bar que más cerca estaba del Albergue. El GPS Plaza. Nos hemos quedado en la terraza, aunque hemos tenido que movernos huyendo del Sol
Menú de 10,70€ con 0,30€ de suplemento de terraza. He comido pasta, pizza y tarta. Aunque no hay foto de la pizza…

image                  image

Cuando hemos vuelto al Albergue tenía las ampollas llenas de agua otra vez, así que he buscado en Internet como hacer para que no se llenen. Con Betadine, aguja e hilo, aunque dejando un poco de hilo para que drene bien y se queden vacías. Así queda el invento…

image

Hemos estado hablando con los demás Peregrinos y nos han dicho que si decides seguir de frente al salir de Hospital de Órbigo, el Camino va paralelo a la N-120 y que no es tan bonito, pero que se hace 1 km menos y es más sencillo.

Después la siesta… Mientras, mis padres han puesto la lavadora y la secadora y han ido a comprar la cena

A su vuelta, hemos estado un rato en la terraza del Albergue mirando al horizonte y he aprovechado para escribir la entrada…

image

Esta noche para cenar bocadillo de pavo y yogures en la cocina del Albergue.

image

Hoy sí que me duele la espalda, el peso de la mochila ha empezado a notarse… Y las ampollas… Madre…

Y pronto a la cama que mañana hay que madrugar otra vez para el cuarto día con la Etapa 3. Astorga – Foncebadón.

Página 1 de 212