Caja bienvenida a la independencia

image

Kabuki es el mejor amigo de La Rubia, de la infancia, de los que conservas pase lo que pase.
Con él he compartido conciertos, viajes, salidas y borracheras… y me encanta poder ser partícipe de esta nueva etapa en su vida.
Es maquillador profesional y este mes, como podría ser en otro cualquiera, cambia de trabajo y se embarca en la aventura de la independencia. Si! Todo a la vez! A lo loco!! Un poco como es él…
El viernes nos invitó a conocer su nueva casa y La Rubia, Tiere y yo le hemos hecho una caja regalo “bienvenida a la independencia”.
Cuando entramos en la tienda Muy Mucho íbamos hablando acaloradamente de las mil cosas que nos habían pasado desde la última vez que nos vimos. Fue muy gracioso, porque después de una vuelta por la tienda y no ver absolutamente nada interesante nos dimos cuenta de que estábamos más pendientes de la conversación que de buscar el regalo.
Así que nos paramos en la puerta de nuevo, nos miramos y nos reímos sabiendo perfectamente lo que nos había ocurrido e hicimos por concentrarnos en la búsqueda del regalo perfecto para Kabuki.
Al final nos salió una caja muy chula, con un montón de cosas útiles pero molonas y con mucho rollo.
Os cuento lo que lleva la caja…

  • Unas perchas de bigotes para las toallas del baño.
  • Unos marcadores de botellas de bigotes.
  • Un imán de nevera con forma de bocadillo de cómic enorme en el que se pueden escribir mensajes y el rotulador.
  • Otro imán con hojitas para hacer la lista de la compra con el mensaje ” keep calm and cook on”.
  • Un molde de hielos de silicona con forma de bigotes.
  • Dos botes de cristal para la sal y la pimienta, al que le hemos pegado unas pegatinas de bigotes (las que nos han quedado también van dentro de la caja para que las ponga donde quiera).
  • Un paquete de servilletas negras, grises y blancas (estas son del H&M, pero pegaban tanto que también las cogimos).
  • Una tabla de corte para la cocina de madera maciza.
  • Un set de sushi de madera.
  • Un cuaderno con tapas y hojas recicladas, al que le hemos customizado la tapa para que sea el “libro de visitas” de la casa y en el que hemos escrito.

La verdad es que la caja nos quedó muy chula, todo con bigotitos y en madera, blanco y negro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *